Compartir
Publicidad

Pequeños cambios que podemos hacer en la cama para dormir mejor

Pequeños cambios que podemos hacer en la cama para dormir mejor
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El descanso es fundamental a la hora de mantener una buena salud y conseguir cargar las pilas. Tanto si realizamos deporte como si no, es necesario dormir una media diaria de siete horas, y por ello la cama es uno de los lugares más importantes para mantener una buena salud. Por ello en Vitónica queremos dar algunos consejos para hacer que ese descanso sea aún mejor simplemente haciendo algunos pequeños cambios en nuestra cama.

En primer lugar debemos tener presente que en la cama pasamos muchas horas de nuestra vida, y por ello tiene que ser un lugar cómodo. El colchón y la base deben hacer que nuestro cuerpo descanse, por ello es necesario que se adapten a la perfección a él. El colchón es la parte más importante de la cama, y es necesario que cada diez años lo cambiemos por uno nuevo para mantener la buena salud de la espalda. Una vez pasado este punto podemos reparar en otra serie de puntos para mejorar el descanso.

La orientación de la cama es otro de los puntos que según el Feng Shui debemos tener en cuenta. Para esta filosofía milenaria orientar la cabecera de la cama al norte es la mejor manera de que nuestra energía interna fluya a causa del magnetismo que nos encontramos en la tierra y de la orientación de los polos. Esta teoría para muchos no tiene sentido, pero desde luego que tiene muchos seguidores. A pesar de ello queremos exponerla para que todo el que lo desee pueda elegir esta opción.

Otra acción que podemos llevar a cabo con nuestra cama para mejorar el descanso es elevar unos centímetros los pies. Este sencillo gesto nos ayudará a mejorar la circulación sanguínea mientras dormimos y evitar un exceso de sangre en las piernas que nos hará levantarnos con las piernas cargadas y poco descansadas. Si hacemos esto conseguiros al mejorar la circulación una mejor oxigenación del cuerpo, y por lo tanto un mayor descanso a todos los niveles.

La situación de las sábanas es otro punto a tener en cuenta, ya que aunque no lo parezca nos sugestiona bastante a la hora de meternos en la cama. Acostarnos con la cama hecha, con las sábanas estiradas y sobre todo limpias es una de las mejores maneras de sentir placer y tranquilidad a la hora de acostarnos. Estas sensaciones nos ayudarán a conciliar el sueño antes y por lo tanto sentirnos más descansados a lo largo de toda la noche.

Imagen | cgarbiano

En Vitonica | Tres formas de hacer un día de descanso activo En Vitonica | Si eres corredor y te duele la espinilla, necesitas un descanso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos