Todo lo que necesitas saber sobre el colágeno: qué es, para qué sirve y en qué alimentos lo podemos encontrar
Wellness

Todo lo que necesitas saber sobre el colágeno: qué es, para qué sirve y en qué alimentos lo podemos encontrar

En alguna ocasión, ya sea por medio de la suplementación o porque está en algunos alimentos como la gelatina, hemos oído hablar de una proteína en particular, que es el colágeno.

Hemos oído también que el colágeno es muy bueno para nuestros huesos, ligamentos, articulaciones, etc. Pero, ¿qué sabemos sobre él?, ¿qué es el colágeno? Te lo contamos todo a continuación.

Qué es el colágeno

Cuando hablamos de colágeno hablamos de una proteína. En este caso, esta proteína estaría fabricada por unas células que se conocen como fibroblastos. Por supuesto, esta se encuentra presente de forma natural en todo nuestro cuerpo. 

Las proteínas más abundantes en la matriz extracelular son miembros de la familia del colágeno. Los distintos tipos de colágenos alguna vez fueron considerados como un grupo de proteínas con una estructura molecular característica con sus estructuras fibrilares contribuyendo al andamiaje extracelular. Por lo tanto, el colágeno son el principal elemento estructural de todos los tejidos conectivos y también se encuentran en el tejido intersticial de prácticamente todos los tejidos parenquimatosos, que son tejidos esenciales de órganos como el pulmón.

b

El colágeno se caracteriza por una alta concentración de tres aminoácidos: glicina, prolina e hidroxiprolina, que crean su característica estructura de triple hélice, y todos los miembros de la familia del colágeno forman estas estructuras supramoleculares en la matriz extracelular aunque su tamaño, función y distribución tisular varían considerablemente.

Hasta el momento, se han descrito 26 tipos de colágeno genéticamente distintos. Según su estructura y organización supramolecular, se pueden agrupar en colágenos formadores de fibrillas, colágenos asociados a fibrillas, colágenos formadores de redes, fibrillas de anclaje, colágenos transmembrana, colágenos de la membrana basal y otros con funciones únicas.

Aun así, se pueden dividir en cinco tipos:

  • Tipo I: Este primer tipo de colágeno se encuentra mayoritariamente en los huesos, córnea, dermis y los tendones. Se presenta en forma de fibra con estrías, agrupándose y formando cadenas que permiten a los tejidos tener una mayor capacidad elástica y de resistencia.
  • Tipo II: Este segundo tipo de colágeno se encuentra en los cartílagos, que es el tejido que se encuentra en los extremos de los huesos en una articulación, en algunas estructuras de los embriones y en el humor vítreo del ojo. Permite una mayor capacidad de resistir presiones intermitentes.
  • Tipo III: Este tercer tipo de colágeno se encuentra mayoritariamente en el tejido musculoesquelético, venas y piel. Su función es la de sostener a aquellos órganos que tienen una mayor capacidad para expandirse y contraerse.
  • Tipo IV: Este cuarto tipo de colágeno se encuentra sobre todo en la piel, funcionando como sostén y como filtro de diferentes sustancias.
  • Tipo V: Finalmente, este último tipo de colágeno está presente en los órganos y tejidos internos. Su función es prácticamente como la del tipo I. Es decir, aumenta la resistencia de estos órganos y tejidos.

Qué función tiene el colágeno

Como se ha comentado anteriormente, el colágeno sirve dentro del cuerpo en gran medida para el mantenimiento de la integridad estructural de los tejidos y órganos.

Sin embargo, además de los aspectos biomecánicos, el colágeno también están involucrados en una gran cantidad de funciones adicionales.

El colágeno contribuyen al atrapamiento, al almacenamiento local y al suministro de factores de crecimiento y citocinas (que son proteínas que tienen una gran cantidad de funciones) y, por lo tanto, desempeñan funciones importantes durante el desarrollo de órganos, la cicatrización de heridas y la reparación de tejidos.

Istockphoto 1281316318 612x612

En el hueso, se cree que la degradación de la red de colágeno por parte de los osteoclastos durante la remodelación ósea libera los IGF (un factor de crecimiento) unidos a la matriz y, por lo tanto, induce la formación de hueso nuevo.

Recientemente, se hizo evidente que el colágeno están involucrados en funciones más sutiles y sofisticadas que solo la arquitectura de las matrices extracelulares. Por ejemplo, parece que influyen en la angiogénesis (formación de vasos sanguíneos nuevos) y la tumorigénesis y sus funciones biológicas pueden no solo limitarse a estos procesos, por lo que hace falta más investigación.

En qué alimentos podemos encontrarlos

El colágeno se puede extraer de diferentes fuentes, sin embargo, la principal fuente es la bovina debido a su disponibilidad y biocompatibilidad. La absorción de colágeno se puede realizar a partir de diferentes tejidos, como huesos, tendones, tejido pulmonar o incluso tejido conectivo. Dentro de los productos de origen animal, también se pueden incluir piel de pollo, pato y conejo.

Por otro lado, en pescados también puedes encontrar colágeno, pero en menor cantidad. Sobre todo, puedes conseguirlo en escamas, piel y espinas.

A pesar de esto, la manera más eficiente de obtener colágeno, es mediante la gelatina que se puede comprar en cualquier supermercado.

j

Finalmente, también puedes encontrar colágeno en los suplementos mismos de colágeno. Pero lo cierto es que no hay evidencia que sostenga de que este tipo de suplementos, ayuden en algo.

En Vitónica | La importancia de la densidad ósea: así puedes cuidar la salud de tus huesos

En Vitónica | Los principales beneficios del entrenamiento de fuerza

Imágenes | iStock

Temas
Comentarios cerrados
Inicio