Compartir
Publicidad

Trucos para reducir el efecto del jet lag

Trucos para reducir el efecto del jet lag
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sea por motivos de trabajo, placer o deportivos, en ocasiones hacer un viaje a un lugar con zona horaria distinta nos provoca el llamado "jet lag", un desajuste horario del reloj biológico que nos provoca fatiga y otros desequilibrios fisiológicos. Una buena planificación puede reducir los síntomas del jet lag, aqui damos unos cuantos consejos:

  • Dormir bien los días de antes es fundamental: no te prives del sueño (mínimo 8 horas diarias), y si puedes ve acomodando el horario de descanso al de tu lugar de destino. Si por ejemplo son 5 horas menos, en los próximos diez días acuéstate media hora antes cada día hasta pillar el horario que tendrás alli (siempre que el trabajo te lo permita, claro está).
  • Durante el vuelo mantente bien hidratado y evita tomar alcohol, cafeína o estimulantes. Esto no te alterará y te mantendrá bien hidratado, evitando posibles dolores de cabeza, calambres o diversos malestares.
  • Ponte cómodo en el avión: si tienes sueño duerme, usa tapones para evitar ruidos, almohadas para no cansar tu espalda o cuello y no dudes que echarte para atrás como si estuvieses en casa.
  • Muévete en el avión: estar mucho tiempo parado provoca rigidez muscular y problemas circulatorios. Lo más que puede hacer uno en el avión es darse un paseito al servicio o hacer algún que otro ejercicio isométrico de fuerza o estiramiento, pero será perfecto para reducir los efectos del jet lag.
  • Cuidado con la comida del avión: si vas a algún sitio exótico puede que el menú sea un tanto peculiar. Si los motivos del viaje son por una competición o vas a estar dándote muchos pateos, evita alimentos extraños que puedan alterar tu ritmo intestinal. Mejor comer poco que mucho, una digestión larga y pesada no hará más que acrecentar los síntomas del jet lag.
  • Nada más aterrizar, anda: después de estar mucho tiempo parado el cuerpo necesite volver a la normalidad, moverse y que la sangre circule por los vasos y restablezca el equilibrio. El aeropuerto sin duda es una buena pista de entrenamiento: largos pasillos, escaleras y cargar con las maletas desperezarán a los músculos.

Después de esto el jet lag te habrá respetado lo suficiente como para dejarte disfrutar de la ciudad en la que te encuentres.

Vía | About En Vitónica| Wellness Bag: kit fitness de viaje En Diario del viajero | Consejos para disminuir el jet lag Imágen | Microbiosdetrigoso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio