Entrenamiento interválico para mejorar la pérdida de peso

Sigue a

step.jpg

Uno de los mayores errores que he visto en las salas de actividades dirigidas en la actualidad es la falta de coherencia del entrenamiento con los objetivos establecidos para el mismo. Me explico: Las clases de G.A.P. (Glúteos-abdominales-piernas) o los acondicionamientos físicos registran auténticos llenazos por encima de las actividades coreografiadas como el aeróbic o el step dada la facilidad de ejecución de las mismas y la sensación de trabajo, pero… ¿Es esa sensación de trabajo real con lo que buscamos conseguir?

La mayoría de personas que asisten a actividades dirigidas en centros de fitness tienen un objetivo común: Quemar calorías a la vez que realizan un trabajo de fuerza resistencia apto y útil para la vida diaria (el famoso entrenamiento funcional del que ya hemos hablado en varias ocasiones). Si analizamos un poco algunas sesiones vemos que la frecuencia cardíaca de la misma anda bastante lejos de ser la óptima para quemar calorías y que el estímulo (resistencia) para el trabajo de fuerza-resistencia es mínimo (los pesos de las mancuernas de la sala de aeróbic son mínimos, elásticos en mal estado, étc.) debiendo realizar un número de repeticiones incongruente, sin lógica basándonos en los principios del entrenamiento deportivo.

¿Por qué recomendamos un trabajo interválico para quemar más calorías? La opción que os quiero presentar es la siguiente: Fracciones de un par de minutos (más o menos según los objetivos, repito) de entrenamiento cardiovascular de moderada a alta intensidad intercalados con otros de tonificación de menos repeticiones, mayor carga y moviendo porciones corporales grandes e incluso realizando ejercicios combinados (respetando la seguridad del alumno).

  • Un trabajo breve y repetido a nivel cardiovascular evitará la fatiga inmediata del alumno así como le permitirá mantener
  • Series con menos repeticiones permiten un estímulo real, evitando el desgaste articular y ofreciendo una mejora sensible a nivel de fuera, además de, otra vez, evitar la fatiga.

  • un ritmo cardíaco más elevado que en las clases convencionales.
  • Los movimientos con, al menos, 1/6 parte del total del cuerpo son los más apropiados para mantener un nivel de quema de calorías óptimo.

  • Los ejercicios combinados, si son dominados (hay algunos que resultan potencialmente peligrosos), ayudan a aumentar la carga de trabajo sin grandes esfuerzos y también son útiles como entrenamiento de la coordinación.
  • Además, este tipo de entrenamiento es fácil de realizar tanto en actividades dirigidas como incluso en la sala de fitness.

    Deja un comentario

    Ordenar por:

    0 comentario