Pie de atleta, qué es y cómo evitarlo

Síguenos

pie de atleta.jpg

A muchos deportistas, sobre todo los que practican carrera habitualmente, se les suelen descamar los pies, tienen una sudoración excesiva en esta parte del cuerpo y huele mal. Probablemente lo que se sufra sea el temido pie de atleta.

El pie de atleta es una afección que se sufre en los pies y normalmente se produce por unos cuidados y condiciones inadecuadas de esta parte del cuerpo. Esta afección se produce por un hongo muy contagioso que prolifera en zonas cálidas y húmedas. Es por esto que es un mal difícil de eliminar, pero lo ideal es evitarlo mediante unas nociones básicas que tenemos que seguir a rajatabla.

Antes de nada debemos tener en cuenta que el pie de atleta es muy contagioso y se puede adquirir con facilidad. Es por eso que tenemos que evitar el contacto con prendas o los pies de personas que lo padezcan, y es que es una dolencia muy molesta que nos produce fuertes picores, descamación de la piel y mal olor.

Lo más importante para evitar el pie de atleta es mantener una correcta higiene en los pies. Es aconsejable cambiarnos de calcetines más de una vez al día, es decir, antes de realizar ejercicio y después, pues el sudor acumulado en éstos puede causarnos hongos en los pies y generarnos esta dolencia.

El calzado es importante, pues tiene que estar fabricado en materiales naturales como el cuero. Además ha de estar provisto de orificios de ventilación que mantengan los pies secos. Una cosa que no debemos olvidar es que no es aconsejable estar durante mucho tiempo con el mismo calzado.

La higiene es importante, la limpieza de pies a diario es primordial, sobre todo si se tiene una sudoración excesiva, que debemos controlar con sustancias que eviten la sudoración como polvo especial para pies… Además hay que controlar la humedad de los pies después de ducharnos. Es importante secar bien los pies para evitar la proliferación de hongos.

En el gimnasio y en piscinas públicas nunca debemos ir descalzos, pues podemos contraer hongos ya que se crían en zonas en las que la humedad es alta y el calor fuerte. En el caso de tener pie de atleta tenemos que acudir al especialista, ya que es importante llevar a cabo un tratamiento cuanto antes. Además, no debemos compartir ni ropa ni toallas con nadie que viva con nosotros para evitar el contagio, al igual que tenemos que tener una toalla para los pies exclusivamente sin tocar con ella ninguna otra parte del cuerpo.

En Vitonica | Consejos para evitar el pie de atleta
En Vitónica | Recomendaciones para evitar “El pie de atleta”
En Vitónica | Cuida tus pies y mejora tu ejercitación física

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario