Acabar con las bolsas en los párpados es sencillo

Sigue a Vitónica

1091650_78779836.jpg

Muchas personas que conocemos o quizá nosotros mismo padecemos un problema que está muy extendido y que afea bastante la expresión de nuestra cara. Se trata de las bolsas que aparecen debajo de los ojos y que hacen que estos pierdan la expresión que siempre han tenido.

Este mal se considera propio de la edad, y en cierto modo lo es, ya que el paso del tiempo y la acumulación de sustancias de deshecho del organismo en esta zona es la que hace que aparezcan estas antiestéticas bolsas. Nuestro ritmo de vida y hábitos cotidianos son fundamentales para evitarlas o si ya las padecemos mitigarlas, y es que simplemente con seguir unos sencillos consejos podemos lucir uno ojos bonitos por más tiempo.

Las bolsas en los ojos son un fenómeno que se produce a causa de la acumulación de diversas sustancias con el paso de los años. En la mayoría de los casos se producen por la falta de un correcto riego sanguíneo en el párpado inferior, y es que mientras dormimos, normalmente mantenemos este párpado inmóvil, por lo que la sangre deja de circular correctamente evitando la eliminación de las sustancias de deshecho que poco a poco se acumulan en esta zona.

Pero podemos evitar que esto suceda siempre y cuando adoptemos unos hábitos saludables. Ya sabemos que activar la circulación sanguínea en el organismo es fundamental para el correcto funcionamiento de todos nuestros órganos. En este caso se repite la máxima, y es que tenemos que luchar por mejorar la circulación en los párpados. Durante la noche lo podemos conseguir adoptando una postura más idónea para dormir, y es que permanecer boca arriba no favorece la circulación de líquidos en los ojos. SI nos colocamos de lado aceleraremos este proceso.

Antes de ir a dormir es importante que apliquemos sobre el párpado inferior sustancias que faciliten la circulación sanguínea durante la noche. Podemos utilizar cremas con cafeína o cualquier sustancia vasodilatadora que mejore la circulación. A esto debemos sumar un ligero masaje en los párpados para activar la circulación. Lo debemos aplicar con las yemas de los dedos golpeando suavemente toda la zona del contorno de los ojos. Esta operación la debemos realizar al irnos a dormir y al levantarnos.

Por las mañanas es aconsejable aplicar gasas empapadas en agua fría para ayudar a mejorar la circulación sanguínea. Además, colocar algunas frutas como la manzana o el pepino en rodajas sobre el párpado es muy beneficioso pues la piel absorbe sus jugos que actúan como activadores de la circulación sanguínea.

Ni que decir tiene que la alimentación es fundamental. Debemos evitar las ingesta masiva de grasas, sal, alcohol, tabaco… todas ellas sustancias que impiden una correcta circulación sanguínea y que fomentan la aparición de las antiestéticas bolsas en los ojos. Es importante que tomemos conciencia de esto y tomemos cartas en el asunto, y es que la prevención es lo más importante, aunque si ya padecemos las bolsas podemos disminuir mucho su tamaño si adoptamos estos hábitos.

Imagen | SXC

En Vitonica | La importancia del colágeno en el organismo
En Vitonica | Alimenta la salud de tus ojos
En Vitonica | Qué son las cataratas y cómo prevenirlas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios