Cómo controlar la ingesta de alimentos en un buffet libre

Sigue a Vitónica

buffet1


Como hemos dicho días atrás, en los restaurantes de buffet libre la variedad es inmensa y ante ésta, nosotros podemos comer más aun cuando nuestro cuerpo ya no necesita más comida. Por eso, y para responder a los lectores, te damos algunos consejos acerca de cómo controlar la ingesta de alimentos en un buffet libre, además de recomendar no asistir a éste a diario.

Si lo que estas realizando es un viaje en donde cada día te ofrecen variedad de alimentos y no sabes cómo comer lo necesario y no más para evitar el aumento de peso, ten en cuenta los siguientes consejos que pueden colaborar al respecto:

  • Piensa que no es la última comida de tu vida: con frecuencia pensamos “quiero probar de todo un poco”, pero como el todo es tan grande, culminamos comiendo un montón de comida. Entonces, piensa que no es la última comida y que mañana podrás probar aquello que hoy no puedes. Es decir, si estas en un viaje generalmente la variedad se repite en cada comida así como la abundancia, deja para otra comida parte de los alimentos que te gustaría comer.
  • Elige de antemano: si antes de asistir al buffet libre piensas qué desearías comer, es más fácil limitar la elección en el momento de la comida. Por ejemplo: si estableces previamente que deseas comer pasta, intenta respetar la elección y pensar que en la próxima comida podrás consumir un plato a base de carnes, por ejemplo.
  • Empieza por lo que más te gusta: siempre escoge lo que más te gusta primero, pues si reprimes tus deseos de comer aquel bocado favorito porque éste contiene mucha grasa y azúcar, comerás un montón antes para evitar el consumo de este bocadillo, pero tarde o temprano lo acabarás comiendo. Si empiezas por lo que más te gusta, quizá las ansias de comer desaparezcan más rápido.
  • Intenta no perder el registro de lo que comes: si a diario puedes decir lo que has consumido estará todo bajo control, porque cuando yo no sabes cuánto has comido ni qué, pierdes la dimensión de lo consumido lo cual indica que has comido mucho y de todo. Intenta registrar mentalmente lo que comes y la cantidad.
  • Reserva las bebidas calóricas para comidas especiales: de vacaciones o de viaje, si en cada comida escoges refrescos azucarados o bebidas con alcohol, las calorías se incrementarán notablemente, mientras que si sólo escoges agua, puedes ahorrar gran parte de la energía que consumes a diario.
  • Come despacio y no saltes comidas: si masticas bien, saboreas y disfrutas los alimentos, la saciedad llegará antes y podrás reducir la ingesta de calorías innecesarias. Asimismo, si no salteas comida podrás controlar mejor el consumo durante éstas, mientras que si llegas con mucho hambre a un buffet libre, podrás comer mucha más cantidad no sólo para la oferta variada sino también, por el gran nivel de hambre que presentas.


Estos consejos pueden ser de utilidad para aquellos viajes con todo incluido en donde generalmente existe un restaurante de buffet libre en cada comida, como así también, son de utilidad para controlar la ingesta de alimentos cuando vamos con amigos o en familia a disfrutar de un lugar como éste.

Imagen | Ilco

Recuerda que no es aconsejable comer siempre en este tipo de lugares donde la gran variedad de alimentos por un precio fijo te empuja a comer más.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios