Una vez más: La exposición al sol tiene un alto riesgo

Sigue a

sunburnii.jpg

En Vitónica hemos hablado en numerosas ocasiones del sol y de la protección que debemos tomar. Pero aún así no es suficiente. La sociedad todavía no está concienciada de los peligros que conlleva la práctica de exposición al sol de forma irresponsable.

Intentamos protegernos de vez en cuando y si no podemos lo pasamos por alto. Pero cualquier despiste por mínimo que sea puede resultar muy caro. Además, tendemos a pensar que solo es necesario usar el fotoprotector en la playa o en la piscina, pero nada más lejos de la realidad. El sol es el mismo en todos los lugares y debemos usar la fotoprotección siempre que estemos expuestos al sol, ya sea paseando, realizando cualquier ejercicio físico, en la playa piscina, montaña, etc.

Según el Doctor Miquel Ribera, dermatólogo y vicepresidente de la AEDV:

La piel tiene memoria y desde que nacemos comienza a recibir radiación y eso va sumando. La piel perdona pero no olvida. Te perdona la quemadura solar pero eso queda en su memoria y llega un momento que ha sumado tanta radiación a lo largo de la vida que a partir de un umbral determinado comienzan a aparecer o pueden aparecer problemas como el fotoenvejecimiento y el cáncer.

Una ampolla ocasionada por una quemadura por el sol durante la niñez o adolescencia aumenta doblemente el riesgo y las posibilidades de desarrollar melanoma más adelante. Además, una persona también duplica el riesgo de melanoma si ha tenido cinco o más quemaduras durante su vida.

Algunos consejos para la exposición al sol

Debemos aplicar la protección solar antes de exponernos, evitando hacerlo en la piscina o en la playa. Deberá ser siempre en casa. También es apropiado realizarlo sobre la piel seca.

La duración mínima de aplicación deberá ser de al menos 30 minutos antes para que la solución pueda absorverse de forma adecuada. Si nos exponemos directamente la crema no cumplirá su función.

Es apropiado evitar las pulverizaciones de agua durante las exposiciones al sol así como colonias alcohólicas y perfumes con esencias vegetales ya que estas son fotosensibilizantes.

Tenemos que elegir el fotoprotector más indicado dependiendo de nuestro fototipo de piel y deberemos utilizarlo aunque esté nublado. Lo ideal es empezar a usar un FPS alto durante la primera semana de exposición al sol e ir disminuyendo su graduación en las semanas posteriores.

También hay que recalcar que es importante evitar la exposición al sol entre las 11/12 y las 15/16 así como también una fundamental hidratación a base de agua o líquidos para evitar la deshidratación.

Los niños, las personas mayores y las embarazadas necesitan un cuidad especial de su piel y deberían usar un FPS completo de forma usual.

Hay que asegurarse de usar FPS diseñados específicamente para aquellas personas que tenga fotosensibilidad, acné, alergia al sol o atopia.

No hay que olvidar tampoco el utilizar el fotoprotector de forma generosa (2 mg/cm cuadrado) así como también volver a echarlo a las dos horas de seguir con la exposición al sol.

Además, si tomas algún medicamento como anticonceptivos, antibióticos, antiinflamatorios, diuréticos, etc deberías consultar al médico o farmacéutico ya que muchos producen manchas en la piel a la hora de exponernos al sol.

No olvidarnos de otras áreas que no son la piel como pueden ser los ojos. Utilizar gafas de calidad que cubran el 100% de la radiación UV y el Azul del Visible.

Como protección adicional podremos usar la ropa y gorras y sombreros para la protección del cuero cabelludo. El cuero cabelludo también es un lugar propicio para la aparición de melanoma por lo que nunca deberemos descuidarlo.

Para la hidratación, además de la ingesta de líquidos, también es importante el uso de Aftersun después de la exposición al sol.

En el siguiente artículo podremos ver los tipos de pieles y sus correspondientes protecciones para saber cual recomendación adecuada.

Recuerda que el tema de la protección solar no es un tema baladí y es bastante arriesgado. Tu piel nunca olvida, una imprudencia en la etapa infantil o adolescente puede desencadenar un riesgo mortal en esa misma etapa o incluso décadas después, así que trátala bien.

Fuente I Camapaña de Fotoprotección 2011. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

Imagen I Miran Rijavec

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios