Prevención de lesiones en la nieve

Sigue a Vitónica

ski peligro

Hace un par de meses os hablaba de una serie de medidas básicas para estar preparados para la temporada de nieve. Leo ahora en varios periódicos una noticia en la misma línea, en el sentido de estimular a la realización de ciertas medidas para prevenir lesiones en la nieve, ya sea practicando esquí, snow u otras actividades.

Algunos consejos, como suele pasar, son simplemente de sentido común: calentamiento antes de hacer ejercicio, elegir la pista adecuada para las habilidades del esquiador, respetar las normas y no ignorar el cansancio, todo esto para ayudar a prevenir lesiones esquiando que pueden llegar a ser de gravedad.

En el artículo (citado al final de estas líneas) el doctor Tomás Fernández Jaén, vocal de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte, afirma que las lesiones son más frecuentes en personas que no hacen ejercicio de forma habitual. Además, señala que muchos accidentes se pueden prevenir con un fortalecimiento de la musculatura (sobre todo del tren inferior) y entrenamiento de la capacidad aeróbica, rpacticando ejercicio como montar en bicicleta, practicar natación, jogging.

Como ya hablamos en Vitónica en el post citado en el comienzo, el no practicar ejercicio durante todo el año para luego lanzarse a practicar esquí o snowboard pone en riesgo a un cuerpo que no está acostumbrado a hacer esfuerzos. Por mucho que te muevas a diario, someter al cuerpo al estrés de las pistas de esquí requiere un mínimo de preparación para evitar lesiones.

Otros problemas vienen derivados no ya de la condición física, sino de la inexperiencia utilizando el equipo: una mala colocación de los esquíes (demasiado fijos a las botas) puede provocar que se enreden en una caída y provoquen lesiones de rodilla (ligamentos, meniscos…). Este tipo de lesiones, según los expertos, son las más comunes. También una bota demasiado suelta o mal abrochada puede provocar una fractura de tibia si se produce una caída o golpe. En el snowboard las lesiones más típicas en los brazos son las fracturas de muñeca, mientras que en esquiadores suelen ocurrir esguinces de codo al caer empuñando el bastón.

Y, para terminar, recordar que se recomienda el uso de casco, en especial en niños, ya que la mayor relación de tamaño con respecto al cuerpo favorece que sufran más traumatismos en el cráneo.

Imagen | Angelo Cesare

Fuente | laopinondemalaga.es

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario