Estiramientos básicos (VI): los abdominales

Sigue a

Siguiendo la línea de los anteriores post en los que hemos repasado los estiramientos de las diferentes partes del cuerpo, vamos a detenernos en una que cerrará esta serie de post y que es una de las partes más importantes del cuerpo a nivel muscular, ya que interviene en infinidad de ejercicios y movimientos, se trata de los abdominales.

Para la mayoría de los que asistimos al gimnasio el estiramiento abdominal no existe, porque en casi todos los casos reparamos en estirar el resto de partes del cuerpo, pero dejamos de lado la zona del abdomen, cuando se trata de músculos igual que el resto que tienen que cuidarse. Es cierto que en esta parte del cuerpo no tenemos articulaciones que puedan dolernos por falta de estiramiento o agarrotamiento muscular, pero a pesar de todo es necesario que activemos la circulación sanguínea y mejoremos el estado de los músculos que conforman esta parte del cuerpo.

Debido a la escasa movilidad de esta parte del cuerpo es necesario que estiremos toda la pared abdominal en bloque, y para ello realizaremos sencillos ejercicios que no podemos pasar por alto a pesar de que muchos creen que no son necesarios para mantener un abdomen en perfectas condiciones. En primer lugar realizaremos un estiramiento sencillo que consiste en tumbarnos boca abajo sobre una esterilla. Nos colocamos con las piernas extendidas y relajadas. En esta posición apoyaremos las manos contra el suelo de modo que los brazos queden por debajo del pecho. En esta postura, y sin levantar las piernas del suelo elevaremos el tronco con la cabeza levantada doblando solamente por la espalda de modo que la pared abdominal se estire y notemos la tensión. Es importante que mantengamos la postura durante unos segundos.

Otro ejercicio que podemos realizar para estirar la parte abdominal es colocarnos boca arriba tumbados en el suelo. En esta posición y con al espalda siempre recta estiraremos los brazos y las piernas. Las manos las juntaremos agarrando una con otra y estirando hacia arriba. Con los pies debemos echar las puntas hacia delante de modo que las piernas se estiren. Lo debemos realizar todo a la vez generando una tensión constante en el cuerpo para estirar la parte abdominal. Es importante mantener esta postura durante unos segundos. Es cierto que además de la zona abdominal estiraremos otras partes del cuerpo.

Para estirar la parte de los oblicuos nos colocaremos también tumbados boca arriba en el suelo con las piernas estiradas, pero relajadas. En esta postura, con la espalda recta y la cabeza mirando hacia arriba, colocaremos el brazo del lado que vamos a estirar por encima de la cabeza y giraremos el tronco hacia el lado opuesto de modo que se quede estirada toda la parte en la que hemos elevado el brazo. Mantendremos esta postura durante unos segundos y realizamos el mismo movimiento con el otro lado.

Es importante que esta rutina de estiramientos la tengamos en cuenta a la hora de entrenar los abdominales, ya que es una parte del cuerpo que no vamos a descuidar y de la que tenemos que cuidar para mantenerla totalmente sana. Se pueden realizar tanto antes como después de los entrenamientos.

Video | Youtube/ ehowespanol

En Vitonica | Si hago abdominales… ¿Qué tengo que estirar?
En Vitonica | Estiramientos básicos (III): La espalda
En Vitonica | ¿Estirar entre las series de musculación?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario