Compartir
Publicidad

Abdominales hipopresivos o convencionales

Abdominales hipopresivos o convencionales
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En torno al entrenamiento abdominal existen diferentes tendencias que no podemos pasar por alto. Muchas son las alternativas que tenemos a nuestro alcance, y por ello es necesario que sepamos cuáles son las que más se adaptan a nuestras necesidades. Pero si algunas formas están en boga son los abdominales convencionales frente a una nueva tendencia, los hipopresivos. Por ello en este post vamos a analizar ambos.

Con los dos tipos de entrenamiento abdominal lo que trabajaremos será la pared abdominal al completo, pero la forma de hacerlo y los resultados distarán mucho, ya que ambos tipos de trabajo abdominal están enfocados en diferentes principios y técnicas. Es cierto que para ambos el trabajo abdominal es esencial, pero la forma de lograrlo es digna de análisis.

Abdominales convencionales

En los ejercicios abdominales convencionales se basan en ejercicios en los que la tensión y el empuje de los mismos se concentra en la pared abdominal o en la zona a trabajar. En estos casos la concentración es máxima, y para ello realizamos movimientos específicos de contracción de esa parte abdominal.

Trabajando el abdomen de la manera habitual lo que conseguiremos es tocar los músculos más superficiales. Conseguiremos una hipertrofia de los mismos que se traducirá en una mayor definición muscular. Por otro lado no hay que olvidar que las posturas y movimientos que realizaremos pueden llegar a ser perjudiciales para la espalda, pues la curvatura de la columna mientras los realizamos suele ser demasiado forzada.

Abdominales hipopresivos

Los abdominales hipopresivos se centran sobre todo en el trabajo de los músculos abdominales más internos. Es cierto que a nivel estético no se aprecia tanto la evolución, pero son muy útiles a la hora de conseguir fortalecer al máximo la pared abdominal y afianzar los órganos internos. Al final lo que conseguimos es una mejor postura y mayor fortaleza abdominal que nos repercutirá en el resto de ejercicios.

Otro punto a tener en cuenta en cuanto a los abdominales hipopresivos es que para ejecutarlos no son necesarias posturas demasiado forzadas ni nada por el estilo, sino que se trata de ejercicios mucho más cómodos que simplemente buscan la contracción abdominal desde dentro. Por ello el riesgo de lesión es menor y no es necesario que tengamos una gran fortaleza física en el abdomen para poder terminar con una rutina de entrenamiento. Lo ideal es mezclar ambas técnicas para trabajar la pared abdominal en su totalidad.

Imagen | lindsay.dee.bunny

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos