Los polifenoles, la mejor protección celular

Síguenos

comida1.jpg

En numerosas ocasiones hemos oído hablar de los polifenoles. Sabemos que el vino tinto los contiene, pero realmente podemos afirmar con rotundidad cuál es su finalidad. Es importante que los conozcamos a la perfección y tengamos en cuenta lo que pueden hacer por nosotros.

Los polifenoles son sustancias que consumimos a través de determinados alimentos. Concretamente los podemos encontrar en las frutas, las verduras, el vino… Nuestro cuerpo los sintetiza y pasan a formar parte de la sangre aumentando la capacidad antioxidante de nuestro cuerpo. Las células se ven beneficiadas por la acción de estas sustancias que absorben el impacto que los radicales libres van a tener en el organismo.

Los polifenoles actúan de forma rápida y directa en el organismo y tienen varios mecanismos de actuación encaminados a la protección del organismo y de sus células. Antes de nada debemos tener en cuenta que los polifenoles tienen una acción antioxidante y protectora de las células, pero es cierto que se adaptan a las características de cada tipo de radical libre, ya que cada uno actúa de una determinada manera en el organismo. Los polifenoles se adaptan para proteger a las células.

Por otro lado los polifenoles actúan de forma indirecta en la protección del organismo. Cuando los consumimos absorben los metales pesados que se encuentran en muchos alimentos y en el ambiente. Se unen a ellos y acaban por neutralizarlos evitando que acaben generando radicales libres que afecten a nuestro organismo. Son una buena defensa, ya que no solamente protegen las células, sino que evitan la proliferación de radicales libres en el organismo.

Al entrar en acción los polifenoles actúan directamente sobre las capas que recubren las células del cuerpo y evitan que la vitamina E que se encuentra en éstas se dañe. Lo mismo sucede con los carotenos, que son protegidos por esta sustancia, pero no solamente evita que se destruyan estos nutrientes fundamentales para la célula, sino que se encargan de regenerar partes deterioradas de vitamina E y que necesitamos recuperar para que las células funcionen mejor.

No debemos olvidar que cada tipo de polifenoles tienen una capacidad u otra de inhibir determinados tipos de radicales libres. Por ejemplo los que se encuentran en el vino absorben una encima asociada a la formación de colesterol malo que acaba dañando nuestro organismo. Los que encontramos en las frutas absorben la acción de las sustancias oxidantes de las células que son las causantes del envejecimiento prematuro de las mismas…

Por este motivo es importante que ingiramos todo tipo de alimentos ricos en polifenoles. Las frutas y verduras son una gran fuente, aunque debemos consumir diferentes tipos pues cada una de ellas contiene una clase de polifenoles. En cuanto al vino tinto, es un tipo de bebida que contiene varios tipos de polifenoles, por lo que es uno de los mejores aliados para la protección de nuestras células.

Imagen | belisle

En Vitonica | 5 infusiones antioxidantes
En Vitonica | Top 5 de alimentos anti-envejecimiento
En Vitonica | Te blanco, la fuente de la eterna juventud

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios