Nociones básicas de higiene

Sigue a

manos

La higiene es fundamental en el día a día y en nuestra vida cotidiana. Por desgracia el organismo humano no está tan preparado para hacer frente a determinadas bacterias y la amenaza que éstas representan para el organismo. Por este motivo es necesario que cuidemos al máximo nuestro entorno y sobre todo nuestro cuerpo para así evitar la aparición de determinadas infecciones a partir de un exceso bacteriano. Para conseguirlo es necesario que sigamos una serie de medidas higiénicas diarias, sobre todo si practicamos deporte.

Muchas afecciones cutáneas, orgánicas y demás están producidas por el exceso de bacterias en nuestro organismo. Muchas veces no nos damos cuenta y sin querer nuestro cuerpo está plagado de bacterias. La acumulación del sudor en determinadas zonas, así como la falta de higiene en las mismas produce un foco de infecciones y de posibles enfermedades. Algunas como la candidiasis, el pie de atleta… son solo un ejemplo. Para evitarlo simplemente bastará con seguir una serie de consejos a la hora de cumplir con la higiene diaria de nuestro cuerpo.

Higiene corporal diaria

En primer lugar es importante que tengamos presente la higiene corporal diaria. Ésta debe pasar por el aseo del cuerpo de manera habitual. Por lo menos una vez al día nos debemos limpiar el cuerpo con un gel de ph neutro que no agreda la piel. Junto a esto es necesario que si practicamos deporte incluso nos aseemos muchas más veces. Sobre todo es necesario que hagamos hincapié en determinadas partes más susceptibles de contener bacterias como las axilas, ingles, genitales, ano, pies… Es importante que nos detengamos a limpiar bien cada una de estar partes para eliminar cualquier foco bacteriano.

Aseo de las manos

Otro punto importante a la hora de seguir una correcta higiene es el aseo de las manos. Las manos suelen estar en constante contacto con el exterior, ya que tocamos cosas, las utilizamos para desenvolvernos en el día a día y por ello son un foco constante de bacterias y microorganismos que pueden poner en peligro nuestra salud. Para ello es necesario que nos lavemos las manos con asiduidad, sobre todo cuando llegamos a casas de estar en la calle y a las horas de comer. La forma de lavarnos las manos debe ser concienzuda y haciendo hincapié en partes como las uñas, lugar donde se acumulan grandes concentraciones de bacterias.

Elegir la ropa adecuada

Cuidar la indumentaria que vamos a utilizar es esencial. Sobre todo a la hora de hacer deporte es necesario que utilicemos prendas que nos dejen traspirar y evitar la acumulación de humedad, pues terminará por ser un foco de bacterias. Junto a esto es necesario que nos cambiemos de ropa cada día, sobre todo de prendas como las camisetas, sudaderas, ropa interior, calcetines… Esto evitará la acumulación excesiva de bacterias y con ello los consiguientes riesgos que puede tener para la salud. Si al hacer deporte sudamos mucho es recomendable ducharnos nada más terminar y cambiarnos de ropa. Si no podemos hacerlo así nos secaremos para evitar humedad y cuanto antes nos asearemos.

Medidas de higiene en el gimnasio

A la hora de acudir al gimnasio debemos tener siempre a mano una toalla para colocar sobre las diferentes superficies en las que vamos a entrenar, ya que de este modo lo que conseguiremos será aislar a nuestro cuerpo y evitar que el sudor, tanto nuestro como del resto pueda ser un foco de bacterias. Es recomendable que a la hora de utilizar máquinas de cardio limpiemos previamente las superficies de agarre, ya que tiende a acumularse sudor sobre ellas. Esta misma limpieza debemos tenerla presente después de que nosotros practiquemos la actividad, pues si limpiamos la máquina evitaremos que otras personas puedan verse afectadas por la acumulación bacteriana.

Imagen | Ms. Tina

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios