Algunos consejos para evitar efectos segundarios al tomar complementos de proteínas

Sigue a

proteinas.jpg

Casi todos los que acudimos a entrenar y queremos conseguir un buen desarrollo muscular solemos echar mano de complementos alimenticios encaminados a mejorar este crecimiento y lograr unos resultados más sorprendentes. Los batidos de proteínasson uno de los complementos más utilizados, pero un exceso de las mismas puede ser perjudicial para nuestros riñones y nuestro hígado por hacerle trabajar en exceso. Por ello en esta ocasión queremos dar algunos consejos para evitar este sobreesfuerzo de estos órganos.

Como hemos comentado en infinidad de ocasiones, el exceso de proteínas no es algo que debemos llevar a cabo, ya que nuestro organismo puede verse perjudicado a la larga, ya que hacemos trabajar en exceso el hígado y el aumento de residuos orgánicos a eliminar por los riñones es mayor, por lo que se pueden acumular en los mismos, empeorando su funcionamiento. Por ello es necesario seguir una serie de consejos si vamos a ingerir muchas proteínas en nuestra dieta.

Ante todo es necesario que tengamos presente si realmente necesitamos echar mano de estos complementos proteínicos, ya que todo el mundo los suele utilizar cuando realmente no es necesario si se tiene una alimentación adecuada rica en proteínas. A la hora de analizar nuestra alimentación y saber si ingerimos las suficientes proteínas, debemos saber que lo normal son dos gramos de proteínas por cada kilo de peso al día, es necesario que también analicemos el deporte que realizamos.

Las personas que someten a sus músculos a un entrenamiento de alta intensidad, haciendo que el estrés de éstos sea elevado, deben consumir más cantidad de proteínas para lograr que se recupere el músculo. De ahí que se eche mano de este tipo de complementos. Pero es necesario que tengamos presente que al recurrir a estos complementos la carga de proteínas será mayor, por lo que hay que adoptar unos nuevos hábitos de vida.

Cuidar el hígado

En primer lugar lo que debemos hacer será eliminar cualquier sustancia que aumente el trabajo del hígado o los riñones. Por ello debemos dejar de tomar alcohol, ya que es una sustancia que se asimila a través del hígado, con lo que el trabajo del mismo aumenta. Es necesario no tomar alcohol mientras estemos tomando este tipo de complementos.

Mantener una alimentación sana y libre de grasas saturadas es otra manera de conseguir disminuir el trabajo del hígado y los riñones, ya que este nutriente a la hora de ser asimilado por el organismo pone a trabajar a estos órganos. Lo mismo sucede a la hora de mantener depurado el organismo. Es importante que en nuestra dieta incorporemos alimentos depurativos y diuréticos que ayuden a trabajar a nuestros riñones.

Cuidar los riñones

Ante todo es necesario que la ingesta diaria de líquidos sea elevada para así conseguir eliminar las impurezas que se quedan acumuladas en los riñones y así evitar su deterioro. Ingerir alimentos ricos en agua como las frutas y verduras son esenciales, ya que nos ayudarán a depurar el organismo. Destacaremos entre las frutas la piña, por la cantidad de propiedades diuréticas que contiene, así como los espárragos que son adecuados para lograr una perfecta limpieza del sistema renal.

Es necesario que tengamos esto en cuenta, como importante es dejar de consumir este tipo de complementos cuando no realizamos deporte, así como pasar épocas de descanso cada tres o cuatro meses para así depurar el organismo y evitar que el trabajo de nuestros órganos sea excesivo en este sentido.

Imagen | iateapie

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios