Compartir
Publicidad
Analizamos y probamos los nuevos helados altos en proteínas y bajos en azúcar de Breyers
Alimentos

Analizamos y probamos los nuevos helados altos en proteínas y bajos en azúcar de Breyers

Publicidad
Publicidad

Si sois usuarios de redes sociales como Instagram, seguramente en los últimos días os haya aparecido el anuncio de los nuevos helados altos en proteínas y bajos en azúcar de la marca Breyers, de venta en Carrefour y El Corte Inglés. A mí me ha saltado mínimo dos veces al día en la última semana, así que tocaba marchar al supermercado para analizar los ingredientes y ver si el sabor estaba a la altura de las expectativas. Después del testeo, estos han sido los resultados.

La composición nutricional de los helados Breyers

Breyers es una marca de helados que hasta ahora se vendían en Estados Unidos y Canadá y que Unilever, la multinacional holandesa a la que pertenece, ha decidido traer a España este año. La gama de helados que podemos encontrar en los supermercados son los Breyers Delight, cuyo claim publicitario se basa en que son bajos en calorías y que contienen más proteínas que otros helados de otras marcas. Los sabores disponibles en España son chocolate, vainilla, cookies & cream y menta en tarrinas de 500 ml (263 gramos).

Si echamos un vistazo a la etiqueta nutricional de los helados podemos ver cómo, efectivamente, contienen una cantidad de azúcar sensiblemente menor que otros helados similares de otras marcas. Veamos, por ejemplo, el helado de chocolate de Breyers y comparémoslo con otras marcas que venden tarrinas similares como Häagen-Dasz o Ben & Jerry's (los valores son por 100 gramos de producto).

Breyers Delight Chocolate

Ben & Jerry's Chocolate Fudge Brownie

Häagen-Dazs belgian chocolate

Kilocalorías

117

209

312

Hidratos de carbono (g)

18

25

25,8

Azúcares (g)

8,5

23

24,9

Proteínas (g)

7,4

3,6

4,5

Grasas (g)

3,2

11

20,7

Grasas saturadas (g)

2,1

6,6

12,5

La diferencia es notable tanto en la cantidad de calorías como en la de azúcares y grasas, que quedan bastante por debajo de las otras marcas. La cantidad de proteínas es algo mayor, pero tampoco para tirar cohetes.

Si echamos un vistazo a la lista de ingredientes, evidentemente, cambia ligeramente dependiendo del sabor del helado que escojamos, pero siempre vamos a encontrar algunos ingredientes comunes: leche desnatada (rehidratada y concentrada), maltodextrina (otro nombre del azúcar), edulcorantes, nata, proteínas de leche y azúcar, por ese orden. Siguen teniendo azúcar añadido, pero en menor cantidad que otros helados, donde el azúcar suele ser el segundo ingrediente de la lista y tiene una mayor proporción.

¿Qué tal es el sabor de los helados Breyers?

Breyers-helado

Esto es bastante subjetivo porque no a todos nos va a gustar o a disgustar por igual. Por eso aquí hago un inciso para aclarar que se trata de mi experiencia personal y de la de dos personas que probaron el helado de vainilla de Breyers conmigo.

La textura es cremosa y suave, bastante similar a la de otros helados industriales. Además, no cristaliza en el congelador, aunque estará mejor si lo dejamos unos minutos fuera del mismo antes de comerlo.

En cuanto al sabor, que para mí es lo más importante, coincidimos todos en que está rico pero sabe "poco": es un sabor poco potente, menos dulce que otros helados similares (debido a la menor cantidad de azúcar) y que no deja un regusto muy dulce en el paladar, sino más bien incluso algo amargo (quizás debido al uso de edulcorantes).

Por otro lado, al tener más cantidad de proteínas pensaba que iba a ser más saciante, pero lo verdad es que en ese sentido no he notado ninguna diferencia con otros helados comerciales.

¿Es una buena opción para nuestra alimentación?

Breyers-helado

Estos helados, como cualquier otro helado industrial, deberían ser productos de consumo esporádico: a pesar de que tengan menos grasas, menos azúcar o más proteínas que otros helados del mercado siguen siendo productos ultraprocesados y con azúcar añadido, por lo que su consumo debería estar relegado a ocasiones especiales.

Hablábamos hace poco, además, de que un reciente estudio analizaba cómo comer alimentos de los que tenemos la percepción de que son "sanos" nos incita a comer más cantidad, ya que nos quedamos con hambre (aunque esta no sea un hambre real). Este es uno de los peligros de los productos que percibimos como "saludables": no es extraño escuchar a la gente decir "bueno, como es bajo en calorías puedo comerme dos" o "como no tiene mucho azúcar puedo comerlo todos los días".

Los helados, como postres azucarados que son, deberían ser de consumo esporádico y no diario

Por otro lado, el consumo de este tipo de postres azucarados (porque no dejan de ser eso) puede desplazar de nuestra dieta otras opciones más saludables como frutas, frutos secos o lácteos de calidad. Es importante que tengamos en cuenta que realizar buenas elecciones en lo referente a nuestra alimentación no tiene que ver solo con lo que comemos, sino también con lo que dejamos de comer.

Por último, si yo me como un helado una vez a la semana o cada quince días y sé que es algo esporádico y que no forma parte de mi alimentación diaria, no me importa que ese helado tenga más o menos calorías o más o menos proteínas. Lo que busco con ese helado es disfrutar de ese momento sabiendo que un helado de forma esporádica no va a arruinar mi alimentación, del mismo modo que comer una ensalada cada quince días no va a hacer que baje de peso si no tengo en cuenta todo lo demás. No olvidemos lo importante que es el contexto.

Imágenes | Vitónica, Unsplash
En Vitónica | En busca del helado más sano del verano: comparativa de tarrinas de supermercado
En Vitónica | El helado más sano del verano: las siete mejores recetas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio