Compartir
Publicidad

Correr y tener una buena masa muscular, es posible

Correr y tener una buena masa muscular, es posible
61 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me apasiona correr y disfruto con las pesas. ¿Puedo ganar musculatura y seguir corriendo a buen nivel? o ¿tengo que decantarme por una?. Estoy convencido de que muchos de vosotros os hacéis las mismas preguntas.

Después de varios años, sigo escuchando y leyendo en muchos blogs que no es compatible hacer ambos deportes a buen nivel. Los amantes del running suelen decir que hacer muchas pesas con cargas elevadas aumenta la masa muscular y el peso corporal y modifica la estructura celular, disminuyendo el rendimiento. En cambio, los forofos del fitness comentan que correr en exceso les perjudica porque queman demasiado músculo. Estas teorías son ciertas, pero no significa que no podamos mantener un equilibrio para disfrutar de ambas. Aquí os dejo las claves para poder tener una buena masa muscular y ser un buen corredor.

  1. Hacer seis comidas. Añadir más carbohidratos de absorción lenta durante el día y más proteínas por la noche. Si realizáis un mínimo de ocho sesiones semanales entre los dos deportes necesitaréis un mayor aporte de energía.
  2. Prohibido correr en los días que entrenemos piernas. Si realizáis buenas series de sentadillas o de peso muerto, ya sabréis porqué digo esto. Tendremos nuestra musculatura fatigada y podemos provocar alguna lesión innecesaria.
  3. Pesas-descanso-comer-correr. Esta es la secuencia necesaria para optimizar nuestro rendimiento. Iniciar el entrenamiento con pesas, descansar un mínimo de 20 minutos, ingerir carbohidratos de absorción rápida o incluso una pequeña cantidad de proteínas y seguir con el entrenamiento de carrera.
  4. Dos días de carrera con intervalos. Los que corren y hacen pesas tienen la “mala costumbre” de rodar siempre las mismas distancias a las mismas intensidades. Eso es un grave error. Los métodos interválicos reclutan más fibras rápidas, queman más grasa y harán que mejore vuestra resistencia y fuerza.
  5. No realizar estiramientos estáticos hasta finalizar el entrenamiento. Aunque existe un debate científico extenso en este asunto, os recomiendo hacer estiramientos balísticos o dinámicos antes y durante las actividades y solamente los estáticos en los días que no entrenemos o al finalizar el entrenamiento.
  6. Presta atención a los avisos. Nuestro cuerpo es muy sabio y cuando hay molestias nos indica que hay algún problema. Sobrecarga muscular, inicio de inflamación de tejido blando, fatiga, etc. Si no sabéis qué tipo de molestia tenéis, la mejor medicina es parar a tiempo.

Con estas pautas podréis llegar a convertiros en buenos corredores con una buena masa muscular. No renunciéis a las pesas.

En Vitónica| ¿Se puede correr y ganar masa muscular? Imagen| activebeergeek.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio