Compartir
Publicidad

Evitando lesiones en el corredor novato

Evitando lesiones en el corredor novato
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Corre es un deporte muy completo y con muchos beneficios, pero las lesiones siempre están ahí. Hoy os vamos a proponer algunos consejos para evitar lesiones en el corredor novato.

Es raro que un corredor no haya tenido nunca una lesión, sea cual sea el nivel al que practique el deporte o el alcance de la lesión. Pero, sobre todo, en el corredor novato, hay más probabilidad de lesionarse si las cosas no se hacen bien, ya que músculos, huesos y articulaciones no están acostumbrados a la repetición de impactos de la carrera.

Consejos para evitar lesiones si empezamos a correr

  • No corras a diario: como mucho, un día sí otro no. Para que a tu cuerpo le de tiempo a adaptarse al nuevo deporte y sus características.
  • Si no has corrido nunca, alterna correr con andar: correr es una actividad con mucho impacto, si nunca lo has hecho es mejor que alternes unos minutos corriendo y unos minutos andando para adaptarte poco a poco. Este entrenamiento para empezar a correr te puede venir bien para saber cómo alternar carrera y caminata.
  • Correr muchos kilómetros es la principal causa de lesión en el corredor novato: se empieza con muchas ganas y se peca de querer hacer más de lo que podemos, pasándonos de kilómetros. Aprende a ir en progresión de menos a más, comenzando por 10-20 kilómetros a la semana.
  • Evita correr por asfalto: es una superficie muy dura y nuestras piernas no están acostumbradas al fuerte impacto con el asfalto. Lo ideal es comenzar a correr por superficies más livianas como la hierba o algún que otro camino de tierra. Puedes correr algún día por asfalto, pero que no sea frecuente.
  • Estira después de correr: una buena forma de acelerar la recuperación después de la carrera. En la carrera los músculos sufren y estirarlos de forma moderada pero frecuente, ayudará a evitar que aparezcan molestias musculares.
  • Si notas algún dolor, párate: es un error muy frecuence notar que duele la rodilla, tobillo o algún músculo y pensar que no pasa nada, que es normal porque no estamos acostumbrados. Antes de que se convierte en una lesión más seria, párate, anda y deja un par de días de reposo antes de volver a correr.
  • Mejor dos entrenamientos cortos que uno largo: el principal problema al comenzar a correr es que supone una carga excesiva para nuestros sistema locomotor. Hay que evitar las lesiones maratonianas, por muy despacio que vayamos corriendo. Siempre es preferible salir dos días seguidos y hacer cada día 5 kilómetros que salir un día y hacer 13.

En resumen, el corredor novato debe de tener paciencia y no intentar hacer en una semana lo que no hay hecho nunca. Corre pocos kilómetros al principio y céntrate más en correr bien que en hacer volumen de kilometraje. Con paciencia y calma, cuando llevas varias semanas entrenando comenzarás a notar resultados y, lo más importante, evitando lesiones.

Imagen | iStockphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos