Compartir
Publicidad
Publicidad

HIIT o entrenamiento fraccionado e intermitente para mejorar la resistencia

HIIT o entrenamiento fraccionado e intermitente para mejorar la resistencia
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Toda carrera requiere de resistencia para poder llevarla a cabo. Ya hemos comentado la importancia que tiene el entrenamiento de la fuerza para hacer frente a las largas sesiones de carrera, pero la resistencia es un punto que siempre debemos entrenar, y para ello lo podemos hacer con el entrenamiento conocido como HIIT o entrenamiento fraccionado e intermitente.

Desde hace muchos años los corredores profesionales han entrenado la resistencia, pues es la mejor forma de aguantar una carrera de larga distancia que abarca desde la prueba de 1.500 metros harta la maratón. En estos casos los corredores debemos presentar un aguante mayor que en pruebas más pequeñas, y por ello debemos tener un buen fondo. Por este motivo existen varios tipos de entrenamiento, pero el más usado es el fraccionado e intermitente que nos ayudará a aumentar la resistencia sorprendentemente.

Este tipo de entrenamiento es una técnica que se viene utilizando desde hace muchos años. A pesar de que en un principio tuvo muchos detractores, ya que la mayoría de entrenadores no apoyaban el entrenamiento a intervalos. En su mayoría eran partidarios de aumentar la resistencia a fuerza de maratonianas carreras que lo único que hacían era acabar con el sujeto, ya que sometía a sus músculos a un sobreentrenamiento que acababa con sus reservas de glucógeno evitando la recuperación de las mismas y dejando al corredor en una situación de fatiga total.

Esta forma de entrenamiento intensivo para conseguir una mayor resistencia se utilizó durante años hasta que Emil Zatopek un corredor checoslovaco desarrolló un nuevo método de entrenamiento consistente en fraccionar los periodos de carrera a lo largo del tiempo e intercalarlos con otros de descanso. Esta técnica es una de las más utilizadas para aumentar la resistencia y por ello es importante que se sepa como se lleva a cabo.

El método fraccionado e intermitente consiste en un entrenamiento de la resistencia a través de carreras intensas que rozan los sesenta u ochenta segundos. Normalmente la distancia que se suele recorrer es de cuatrocientos metros y una vez recorrida se descansa un periodo de noventa segundos para volver otra vez a correr de nuevo la misma distancia que en el periodo anterior. Normalmente se suelen realizar seis series de carrera con su correspondiente periodo de descanso, pero cada corredor suele tener sus marcas para aumentar más o menos la resistencia.

Otra forma de realizar esto es mediante carreras de doscientos metros con una mayor intensidad y periodos de descanso de noventa segundos igualmente. La verdad que lo ideal es intercalar ambas para obtener mejores resultados. Ante todo es importante que pongamos especial cuidado en la fase de descanso, ya que es el momento en el que el cuerpo se recupera y se vuelve a preparar para iniciar una fase de entrenamiento intenso. En este momento es cuando realmente estamos entrenando la resistencia y la capacidad que el cuerpo tiene para adaptarse a diferentes situaciones físicas en poco tiempo.

Ante todo es importante que sepamos que en la carrera como en todos los deportes la constancia y la perseverancia son las culpables de los buenos resultados que obtendremos al final. Por ello es necesario que comencemos los entrenamientos fraccionados e intermitentes de acuerdo a nuestras posibilidades y dejemos de lado marcas que nada tienen que ver con nuestras cualidades físicas. El trabajo constante nos ayudará a mejorar con el paso del tiempo.

Imagen | lusi

En Vitonica | Fashion Gym (I): HIIT o entrenamiento de choque
En Vitonica | Entrenar la resistencia
En Vitonica | La necesidad de entrenar las tres cualidades fundamentales: Resistencia, fuerza y flexibilidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos