Compartir
Publicidad
Publicidad

La "rodilla del corredor" o síndrome de la cintilla iliotibial: así puedes reconocerlo y así es como se trata

La "rodilla del corredor" o síndrome de la cintilla iliotibial: así puedes reconocerlo y así es como se trata
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los dolores más comunes entre los corredores es el dolor en las rodillas: no en vano, estas articulaciones reciben muchos impactos a lo largo de una carrera y, en caso de que no tengamos una buena técnica, pueden resentirse.

Seguramente hayas oído hablar de la temida "rodilla del corredor" o síndrome de la cintilla iliotibial, una de las lesiones más numerosas entre los runners. Si te duele la rodilla al correr pero no estás muy seguro de a qué puede deberse, te damos las claves para que descubras si se trata de esta lesión.

El síndrome de la cintilla iliotibial es una patología que cursa con dolor en la cara externa de la rodilla. La banda iliotibial es una parte del músculo tensor de la fascia lata, que va desde la espina iliaca anterosuperior hasta el cóndilo lateral de la tibia y cuya función es la abducción de cadera y la estabilización de la rodilla.

¿Por qué se produce el síndrome de la cintilla iliotibial?

Cuando la banda iliotibial se inflama debido al roce por el uso excesivo, aparece un dolor en la zona lateral externa de la rodilla al flexionarla y extenderla. Podemos reconocer este tipo de dolor, que muchas veces va a compañado por un característico "clic" debido al roce de la banda con el hueso, ya que aparece a los 10 o 15 minutos de comenzar a correr y suele desaparecer al parar. La sensación de dolor se mantiene si no paramos el ejercicio.

Esta patología puede aparecer debido a un aumento de intensidad o de kilómetros en los entrenamientos, debido a la presencia de numerosas cuestas (aparece sobre todo al correr o caminar cuesta abajo, que es cuando la rodilla se ve sometida a una mayor tensión) o debido a una mala pisada o a no estar utilizando el calzado adecuado para nosotros.

El tratamiento de la "rodilla del corredor"

Lo más importante a la hora de tratar la "rodilla del corredor" es realizar un correcto diagnóstico, de modo que tendremos que acudir a un profesional médico, en este caso un fisioterapeuta. Él será el encargado de diagnosticarnos y de decidir el tratamiento médico más conveniente para nuestro caso. En ocasiones puede derivarnos a otros profesionales médicos como los podólogos si requerimos un estudio o tratamiento de nuestra pisada para mejorar la lesión.

Dentro de los tratamientos médicos para el síndrome de la cintilla iliotibial podemos encontrar el masaje, los ejercicios flexión y extensión de la rodilla y los estiramientos de la zona. El masaje con foam roller o rodillo de espuma suele ser un buen tratamiento complementario, siempre y cuando nos lo recomiende nuestro fisioterapeuta.

Imagen | iStock
En Vitónica | Las lesiones más frecuentes del corredor y cómo evitarlas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos