Publicidad

Partes a proteger cuando salimos a correr en invierno

Partes a proteger cuando salimos a correr en invierno
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

La carrera es una actividad que los amantes de este deporte realizan tanto en invierno como en verano. Cualquier momento del año es bueno para salir a correr, solo que en cada época es importante que tengamos en cuenta las diferentes condiciones meteorológicas para adaptarnos a ellas. Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de salir a correr es el equipamiento y el atuendo, pues es algo importante que determinará en gran medida el resultado de nuestra carrera.

En verano, cuando el calor más aprieta, lo ideal es llevar ropa que permita transpirar, pero que no se acumule el sudor. En invierno debemos ir un poco más tapados, aunque no todo el cuerpo necesitará las mismas condiciones, ya que las partes que están en movimiento, como son las piernas, el tronco y los brazos, apenas tendrán frío, mientras que existen otras zonas que no realizan apenas movimiento alguno y que necesitan un refuerzo extra de calor para ayudarnos a rendir más en la carrera. Por ello queremos hacer un repaso de estas partes.

Desde luego que esto variará mucho dependiendo de la naturaleza de cada persona, pero por norma general estas son las partes más afectadas que debemos proteger a toda costa de los rigores del clima para evitar lastimarlas. En primer lugar vamos a tener cuidado y reparar en una parte que sufre mucho, las rodillas y los tobillos. Estar partes son algunas de las más delicadas y a las que el frío puede afectar más, hasta el punto de llegar a lesionarse a causa de éste. Por ello es necesario que las protejamos con rodilleras o tobilleras. Si no disponemos de ellas es importante cubrirlas con ropa adecuada evitando que estén expuestas al aire.

El cuello y la cabeza son otras de las partes que pueden verse afectadas por el frío a la hora de salir a correr. Por ello es necesario que siempre llevemos estas partes cubiertas, ya que el movimiento en ellas es nulo y no las hacemos entrar en calor. El cuello lo cubriremos con una bufanda o un pañuelo que nos evite la entrada del aire que tan mal nos puede hacer. La cabeza la podemos proteger con un gorro que nos ayudará a mantener el calor corporal.

Las manos son otra de las partes que sufren más con el frío a la hora de salir a correr, ya que no tienen ningún movimiento específico que las haga entrar en calor. Por ello es necesario que las mantengamos calientes en todo momento. El uso de guantes será necesario para que nuestras manos no sufran los rigores del frío que se producen en esta época del año. Es cierto que si practicamos carrera en interior no necesitaremos proteger estas zonas, pero en el exterior es esencial.

Imagen | thomasbrandt

En Vitonica | ¿Es bueno correr si hace mucho frío?
En Vitonica | Sencillos gestos para no poner en riesgo nuestra salud cuando salimos a correr en invierno
En Vitonica | Consejos para volver a salir a la calle a correr

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir