Compartir
Publicidad
Publicidad

Practicar carrera, la mejor forma de mitigar los efectos causados por el tabaco

Practicar carrera, la mejor forma de mitigar los efectos causados por el tabaco
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por todos es sabido que el tabaco tiene numerosos riesgos para nuestra salud y los daños que a la larga nos va a causar su consumo sin contar los más inmediatos. Pero es posible dejarlo y volver a recuperar la forma física mediante el deporte.

Después de llevar muchos años fumando nuestro cuerpo se resiente, concretamente nuestros pulmones se ven afectados, lo mismo que el sistema circulatorio, la piel, sin contar el riesgo que tenemos de contraer cáncer. Dejar de fumar es una buena solución a todos estos problemas, pero el deporte, concretamente la práctica de carrera es la mejor manera de contrarrestar estos efectos y mejorar la salud.

Practicar deporte al dejar de fumar es la mejor forma de acabar con los miedos que la mayoría de los fumadores tiene, y que es engordar y tener demasiado estrés ocasionado por el síndrome de abstinencia. Al practicar deporte mantenemos el peso a ralla, ya que quemamos calorías con el entrenamiento, y además conseguimos eliminar la tensión acumulada al quemar adrenalina. Esto nos ayudará relajarnos y estar mejor.

Pero no solamente estos serán los beneficios de practicar deporte al dejar de fumar, sino que nuestros pulmones volverán poco a poco a recobrar su forma física. No debemos olvidar que el ejercicio aeróbico que implica la carrera nos ayudará a fortalecer el sistema respiratorio y el cardiovascular, mejorando los destrozos causados por el tabaco. Practicar carrera es una buena forma de mejorar el ritmo sanguíneo y la circulación oxigenando al máximo nuestro cuerpo.

Es cierto que las personas que después de fumar durante muchos años lo dejan de repente no pueden lanzarse de buenas a primeras a correr largas distancias. En este sentido debemos ser coherentes y saber que nuestro cuerpo necesita un tiempo para adaptarse a estos cambios, por lo que comenzaremos poco a poco mediante una fase de adaptación en la que realizaremos carreras de baja intensidad y en las que vayamos progresivamente aumentando el tiempo.

Es importante que no seamos impacientes en este sentido, pues las mejoras las iremos notando poco a poco a fuerza de entrenar. Pero en cambio, existen personas que aunque fumaban ya eran corredores habituales, estas personas desde luego lo van a tener más fácil para lograr antes recuperar la salud total de sus pulmones. Como son personas acostumbradas a la rutina deportiva simplemente tienen que marcarse metas mayores para incrementar la intensidad de los entrenamientos. Un ejemplo puede ser lanzarse a correr los 10 kilómetros e ir mejorando los tiempos...

Desde luego que el deporte es una buena forma de mantenernos sanos, tanto si fumamos como si no. Es importante que lo practiquemos ya que es una buena manera de escaparnos de la rutina cotidiana y de recuperar una fortaleza que en la mayoría de los casos hemos perdido a causa de los excesos y del maltrato continuado de nuestro sistema respiratorio y circulatorio.

Vía | Sport Life Imagen | SXC

En Vitonica | Dejar de fumar. Propósito saludable para el 2009 En Vitonica | Leche y fruta para dejar de fumar En Vitonica | Soluciones para acabar con el aumento de peso al dejar de fumar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos