Publicidad

Pros y contras de practicar carrera con carga adicional

Pros y contras de practicar carrera con carga adicional
19 comentarios

A la hora de salir a practicar carrera existen diferentes maneras de hacerlo, y por ello en Vitónica hemos ofrecido infinidad de acciones que podemos llevar a cabo para entrenar un a otra cualidad a la hora de correr y mejorar el rendimiento de nuestro cuerpo. En esta ocasión nos vamos a detener en una práctica habitual, realizar carrera con peso, concretamente con una mochila.

La carrera con un peso, en este caso una mochila, se suele hacer para ganar más fuerza y poder vencer así una resistencia más a la forma habitual de hacer este deporte. Desde luego este método de entrenamiento tiene sus pros y sus contras, y precisamente de ellos es que nos queremos hacer eco en este post.

Ventajas de utilizar peso al practicar la carrera

En primer lugar nos vamos a detener en los pros de practicar carrera con peso. Recurrir a una mochila a la hora de salir a correr es muy bueno desde el punto de vista de la fuerza muscular de las piernas, ya que estaremos haciendo trabajar más los músculos al tener que superar la resistencia de un peso superior al del propio cuerpo. Es una buena manera de ganar más fuerza en las piernas y quemar más calorías.

Junto a esto debemos destacar la quema de calorías que se incrementará, no solo la intensidad del ejercicio, sino que con ella lograremos aumentar las necesidades que el cuerpo tendrá de energía. Las piernas son un aparte que tiene un consumo energético elevado de manera normal, ya que los músculos que las conforman tienen alto contenido en fibras que cuesta mantener. Si a esto le sumamos la carga, los requerimientos de éstas aumentarán.

Desventajas de practicar la carrera con peso

En cuanto a los contras debemos destacar que la carga hará que la pisada sea mucho más fuerte y profunda, con lo que el impacto al entrar en contacto con el suelo será mayor, lo que puede hacer que las articulaciones de la pierna se resientan sobremanera si no utilizamos el equipamiento adecuado, sobre todo en el calzado. Junto a esto será preciso salir a correr por lugares que amortigüen como la hierba, la arena o el tartán, que son muy buenos amortiguadores del impacto.

Otro inconveniente es que la carga, al ser algo que se escapa de la normalidad puede variar nuestra movilidad y con ello la postura natural del cuerpo. Esto puede acabar derivando en vicios posturales que pueden acabar por ser una lesión con el paso del tiempo. Por ello es bueno que adoptemos otras medidas para mejorar los resultados como pueden ser los entrenamientos en cuesta o la realización de la carrera a intervalos. SI lo que queremos es fortalecer las piernas, lo mejor es realizar ejercicios anaeróbicos.

Imagen | whologwhy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios