Compartir
Publicidad

Tres formas de añadir intensidad a tus salidas de running

Tres formas de añadir intensidad a tus salidas de running
3 Comentarios
Publicidad

Si eres de los que te gusta correr pero no entrenas de manera específica para una carrera, quizá te interese saber algunos trucos para añadir intensidad a tus salidas de running. Como un plus para acabar más cansados y con buenas sensaciones.

Muchos corredores solo salen a trotar un rato, pero al cabo de los días, esto, puede convertirse en algo aburrido. Por eso, meter algo de intensidad a la carrera es una buena forma de variar. Aquí os dejamos tres formas de añadir intensidad a tus salidas de running:

  • La más fácil y por la que deberías empezar es acabar tu salida con un sprint final de 1-2 minutos. Haz tu salida de running como siempre, pero en los últimos minutos, aumenta la velocidad. Poco a poco puedes ir aumentando ese tiempo, haciendo más intensos hasta los 5-10 últimos minutos.
  • Otra forma muy divertida y fácil de aumentar la intensidad es haciendo cambios de ritmo, más conocido como fartlek. Hay muchas formas de hacer fartlek, pero podemos empezar haciendo 1 minuto de cambio de ritmo por cada 4 minutos de trote.
  • La forma más específica y directa para añadir intensidad a la carrera es haciendo series. Corriendo así, nos olvidamos de salir a trotar, excepto los cinco primeros minutos de calentamiento. Hacer series es centrarse en correr siempre rápido. Puedes empezar haciendo series de 2 minutos, con descanso de 2 minutos entre ellas, así 5-10 repeticiones.
  • Como ves, es muy fácil añadir algo de intensidad cuando salimos a correr. Yo os recomiendo, al menos, una vez a la semana, hacer uno de estos tipos de entrenamiento. Ayuda a mejorar nuestra velocidad de carrera y a no aburrirnos de salir siempre a hacer lo mismo.

    Imagen | Thinkstock

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio