Compartir
Publicidad
Publicidad

Un circuito para trabajar la fuerza

Un circuito para trabajar la fuerza
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La fuerza es una cualidad importante a la hora de practicar carrera. No solamente la resistencia debe estar trabajada, sino que es importante que tengamos fortaleza para poder hacer frente a los diferentes terrenos y obstáculos que nos presenta esta actividad. Por ello podemos mejorar la fuerza entrenando mediante un circuito.

Este tipo de técnica de entrenamiento es algo muy utilizado por la mayoría de corredores profesionales, ya que a la vez que mejoramos nuestras marcas y resistencia estamos trabajando la fuerza a diferentes niveles. Simplemente nos servirá con lograr un terreno con una longitud de un kilómetro y así dividirlo en diez segmentos de cien metros cada uno para desarrollar cada una de las fases del circuito en cada tramo delimitado previamente con balizas.

El circuito queda dividido en nueve estaciones, cada una de ellas de cien metros, en cuyo final hay una prueba diferente de fuerza en la que trabajaremos una determinada parte del cuerpo. Es una buena forma de alternar ejercicio aeróbico con rutinas de fuerza para mejorar nuestra condición general. Pero la mecánica del circuito debe respetarse y ser metódica para que los resultados sean visibles y lo notemos en nuestras marcas.

La forma de realizar los entrenamientos en este tipo de circuitos es la siguiente. Los cien primeros metros debemos correrlos a alta intensidad, realizar la primera prueba de fuerza sin descansar, seguidamente correr el siguiente tramo y realizar la prueba de fuerza sin descansar. Esta debe ser la tónica hasta que lleguemos a la tercera prueba de fuerza donde podemos descansar treinta segundo hasta reanudar de nuevo la carrera para poder descansar de nuevo en el sexto tramo y en el noveno. El resto deben hacerse del tirón y al terminar todos retrocederemos los mil metros corriendo sin parar a un ritmo constante.

La pruebas que vamos a encontrar a lo largo de los circuitos son diversas, ya que lo que buscamos es entrenar todas las partes del cuerpo. Por ello tenemos desde fondeos de pectoral hasta abdominales pasando por saltos para fortalecer aún más las piernas y trabajar la coordinación del cuerpo. Pero como en todo, los circuitos tienen también diferentes grados de dificultad, y para ello tenemos a nuestra disposición dos modelos diferentes de circuito que conviene destacar.

Por un lado podemos entrenar con el circuito conocido como Circuito Oberón, en el que en vez de tener necesariamente que recorrer tramos de cien metros podemos hacerlo con otros de cincuenta. Algo que nos hará entrenar con una intensidad menor que con el circuito habitual que es el que se conoce como Circuito Oregón. Pero no son estos los únicos que existen, sino que podemos realizar otra serie de circuitos.

Una variedad a los convencionales es el circuito en escaleras. Como su nombre indica se realiza subiendo por unas escaleras para ganar más fortaleza en el tren inferior y lograr así más fuerza en las piernas. También el gasto energético es mayor y el trabajo de fuerza general se ve igualmente beneficiado. Realizar esto a la hora de entrenar es una buena solución para conseguir mejorar las marcas y lograr un correcto desarrollo de la actividad deportiva.

Vía | Runners Imagen | CraigPJ

En Vitonica | No olvidar la fuerza y flexibilidad en los entrenamientos aeróbicos En Vitonica | ¿Qué primero? ¿ejercicios aeróbicos o entrenamiento de fuerza?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos