Compartir
Publicidad

Los servicios de bicicletas compartidas: beneficios para la salud y la economía

Los servicios de bicicletas compartidas: beneficios para la salud y la economía
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La movilidad compartida está de moda en toda Europa. Servicios de carsharing y bikesharing se han hecho con nuestras ciudades, con los beneficios que conllevan para la polución y la mejora en el tráfico. En el caso de los servicios de bicicletas compartidas parece que los beneficios van más allá, pudiendo mejorar nuestra salud, disminuir el número de fallecimientos anuales e impactar positivamente en la economía.

Un estudio reciente realizado en 12 ciudades europeas, con sistemas de bikesharing implantados, estudiaron las consecuencias de dicho sistema en salud, polución y economía.

El estudio se llevó a cabo solo en ciudades que tuvieran más de 2.000 bicicletas compartidas, tanto bicicletas normales como bicicletas eléctricas. Entre las ciudades estudiadas se encontraban Barcelona, Madrid, Sevilla y Valencia.

Los investigadores tuvieron en cuenta el número de fallecimientos esperados - si los sistemas de bikesharing aumentaban o evitaban dichos fallecimientos - debidos a actividad física, accidentes de tráfico y polución ambiental.

El sistema de bicicletas compartidas puede proveer beneficios tanto en salud como económicos

Los resultados que encontraron sugerían que el sistema de bicicletas compartidas puede proveer beneficios tanto en salud como económicos. Según los datos de estos investigadores, el bikesharing promueve el ejercicio físico y disminuye la polución ambiental y los accidentes de tráfico. Todos estos efectos ayudan a mejorar la salud global de la población. La consecuencia que encontraron era que, todos estos factores, ayudaban a disminuir el número de fallecimientos anuales, lo que beneficiaba positivamente a la economía.

Photo 1505999729943 C29062509424

A lo largo del estudio advierten que todo esto depende en gran medida de si el uso de las bicicletas compartidas se da en sustitución del uso del coche. Es decir, si una persona que normalmente utilizaría el coche para desplazarse por la ciudad, deja el coche, y a cambio utiliza las bicicletas. Cuanto mayor es la sustitución del coche por los viajes en bicicleta compartida mayor es el impacto.

En concreto, encuentran que, en las ciudades estudiadas, con el nivel actual de sustitución de viajes en coche por viajes en bicicleta compartida, se evitan 5,17 muertes anuales. Esto supone un ahorro de 18 millones de euros. Estiman que, si todos los viajes que se hacen en el sistema de bikesharing fueran en sustitución de viajes en coche, se podrían evitar 73,25 muertes en el total de las 12 ciudades, con un ahorro anual de 225 millones de euros.

Esto podría sugerir que, si el sistema de bicicletas compartidas se implementara en otras ciudades europeas - y mundiales -, el número de fallecimientos podría verse disminuido, y el ahorro económico incrementado.

Además, invertir en promover el uso del bikesharing entre los conductores, o los usuarios de otros modelos de transporte compartido, podría también tener mayores impactos en salud y economía.

El uso de las bicicletas tiene muchos beneficios para nuestra salud y, ahora, además, tenemos motivos más que de sobra para dejar el coche y apuntarnos al bikesharig.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica |Todo lo que tienes que saber para moverte en bicicleta por la ciudad
En Vitónica | El nuevo carril bici de Madrid, ¿un acierto de diseño?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos