Compartir
Publicidad
Cinco pasos en el proceso de compra de un suplemento nutricional
Ayudas Ergogénicas

Cinco pasos en el proceso de compra de un suplemento nutricional

Publicidad
Publicidad

Los suplementos nutricionales son fuentes concentradas de nutrientes u otras sustancias con efecto nutritivo o fisiológico, cuyo propósito es suplementar la dieta habitual, y que son administrados en dosis (gramos, comprimidos, gotas, etc.).

Es decir, primeramente hay que tener muy en cuenta que no sustituyen a la dieta, sino que van a suplementar algo que puede ser carente en algunas ocasiones en la alimentación.

Razones por las que se toman y mal uso de los suplementos nutricionales

Las razones por las que las personas toman un suplemento nutricional son variadas, entre las que se incluyen la mejora del estado de salud, la mejora del rendimiento deportivo y cognitivo, la pérdida de peso y el aumento de la energía, entre otros.

La lista de suplementos nutricionales es muy amplia, pero el de productos con propiedades realmente efectivas es mucho más corto, por lo que hay que tener precaución con estos temas. El mal uso de estos suplementos nutricionales es debido principalmente a:

  • Información científica limitada (uso de referencias difusas).
  • Comentarios anecdóticos de deportistas famosos. Tradiciones.
  • Artículos publicados en revistas científicas de calidad, pero malinterpretados o mal citados con fines comerciales.
  • Eficacia demostrada limitada.
  • Publicidad de investigaciones que detectan los efectos beneficiosos, pero no los negativos.
  • Desconocimiento.

Pasos en el proceso de compra de un suplemento nutricional

Teniendo en cuenta que lo más importante es tener una buena y balanceada alimentación, si tenemos la idea de adquirir un suplemento nutricional, previamente deberemos tener en cuenta unos pasos en el proceso de compra del mismo.

Primer paso: reconocer la necesidad o problema

Ya sea para mejorar mi composición corporal, mi salud, mi rendimiento, mi recuperación o para cubrir posibles deficiencias, primeramente debo pensar si realmente lo necesito y si es necesario por tanto que me suplemente.

Lo más probable es que la mayoría de las veces pueda obtenerlo de fuentes naturales, por lo que habrá ocasiones en las que su uso esté justificado y otras en las que no.

Segundo paso: búsqueda de información

Hay que considerar cuáles son nuestras fuentes de información, ya que en multitud de ocasiones dichas informaciones son poco fiables y no están basadas en la ciencia.

Habrá que asegurarse si ese suplemento nutricional es realmente seguro y no tiene riesgos para nuestra salud, además de conocer si es legal y no contiene sustancias prohibidas. A su vez, habrá que preguntarse si es efectivo y realmente hace lo que dice.

En muchas ocasiones la industria nos engaña, pagando a profesionales para poner su imagen y hacernos sentir identificados con ellos, creyendo que su estado físico o su composición corporal es en parte gracias a ese suplemento nutricional (ejemplo: Cristiano Ronaldo con Herbalife).

Los gimnasios y los entrenadores no formados, con poca información sobre nutrición y muy poco competentes, también son otro de los problemas comunes, por lo que tendremos que tener cuidado con el entorno en donde nos movemos y no creernos todo lo que nos dicen.

Tercer paso: evaluación de las alternativas

Es muy común llegar a una tienda de suplementación donde venden suplementos de todo tipo y encontrarnos con infinidad de productos, cada uno con multitud de marcas diferentes, lo que nos hace dudar de cuál es la mejor opción para mi objetivo personal. Aunque tener alternativas es bueno, en estos casos resulta en un verdadero problema.

La búsqueda de información, el propio conocimiento, el saber interpretar las etiquetas de composición e ingredientes y el consultar previamente con nutricionistas son buenas opciones antes de decidirnos a elegir uno u otro.

Suplemento nutricional

Cuarto paso: decisión de compra

El siguiente paso simplemente sería decidirse por la opción que hayamos considerado más adecuada, teniendo en cuenta todos los aspectos comentados en los pasos anteriores.

Quinto paso: evaluación post-compra

Una vez hayamos comprado y utilizado ese suplemento nutricional deberíamos evaluar si realmente ha sido eficaz en nuestro objetivo.

Habrá que considerar diferentes aspectos antes de realizar la evaluación, aspectos como el respeto de la dosis que había que utilizar y los momentos en los que tenía que hacer uso del mismo, entre otros, y conocer que seguramente habría que periodizar su utilización y no siempre tendríamos por qué utilizarlo.

Recomendaciones en cuanto a los suplementos nutricionales

La mayoría de las veces los suplementos nutricionales no son necesarios y muchas veces no son eficaces ni tienen la evidencia científica suficiente, siendo lo más importante tener una dieta adecuada. Aún así, hay suplementos nutricionales que sí que son efectivos y que su uso en casos concretos puede estar justificado. Tener en cuenta estos pasos en el proceso de compra nos ayudará a tomar mejores decisiones.

Imágenes | iStock

En Vitónica | Los suplementos, ¿necesarios o no?

En Vitónica | Suplementos de omega 3, ¿realmente útiles?

En Vitónica | ¿Necesitas suplementos de proteína o estás tirando el dinero?

En Vitónica | Suplementos de hierro en deportistas, ¿realmente necesarios?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos