Compartir
Publicidad
Publicidad
11 trucos para controlar tu dieta en los días de fiesta
Dietas

11 trucos para controlar tu dieta en los días de fiesta

Publicidad
Publicidad

Los días festivos sin duda pretendemos disfrutarlos al máximo, pero tampoco deseamos lamentarnos días después por haber comido en exceso o de muy mala calidad y sufrir las consecuencias. Por ello, dejamos 11 trucos para controlar tu dieta en los días de fiesta. ¡Toma nota!

Días y horas previas a los días de fiesta

La forma en que llegamos a un evento puede condicionar la comida del mismo, por ello, dejamos los siguientes consejos para poner en práctica los días y horas previas a la fiesta:

  • Evita pasar hambre antes de la comida festiva, pues llegar con el estómago vacío y un cerebro hambriento al evento puede resultar en una ingesta sin control y de muy mala calidad. Estarás estresado y con hormonas que abren el apetito por las nubes, por ello, lo mejor es no dejar de comer horas y días previos a la fiesta.
  • Come sano y ligero los días previos al momento festivo, como forma de compensar la mala calidad nutricional y el exceso de calorías que pudiera representar la comida especial. Algunas opciones de recetas ligeras pueden compensar y equilibrar los caprichos y gustos que nos damos en las fiestas.
  • Entrena con regularidad, pues el ejercicio habitual nos ayuda a mantener el autocontrol, eleva el autoestima y puede favorecer el funcionamiento equilibrado de hormonas que influyen sobre los niveles de hambre y saciedad.
  • Cuida tu descanso, intentando dormir adecuadamente tanto en calidad como en cantidad cada noche, ya que un sueño alterado puede también alterar las hormonas que regulan nuestra ingesta alimentaria, incentivándonos a comer más y de peor calidad.

Qué puedes hacer durante esa comida o cena especial?

En el momento propio del evento, podemos controlar nuestra dieta aplicando los siguientes trucos cuando es hora de comer y beber en la fiesta:

  • Servirnos siempre en un plato los alimentos a consumir, aun los aperitivos o alimentos "para picar" que se presenten, pues de esta forma favoreceremos el registro de lo ingerido y ello, contribuye a no perder el control de lo que comemos, tal como ha sido comprobado en un estudio publicado en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics.
  • Escucha a tu cuerpo y pregúntate, ¿realmente tengo hambre? pues muchas veces simplemente tenemos ansiedad o deseos de comer, que no es lo mismo que la necesidad fisiológica de ingerir alimentos. Si se trata de "deseos de comer" y no de hambre, escogeremos un alimento placentero, una pequeña ración y la disfrutaremos pero no seguiremos comiendo, mientras que si se trata de hambre lo ideal es buscar platos que favorecen la saciedad y contienen buenos nutrientes.


1366 2000 96

  • Elige primero alimentos de baja densidad calórica o bebe agua antes de comer, pues así reducimos la posibilidad de comer más por tener sed y también, calmamos la ansiedad y nos saciamos parcialmente con alimentos que no están colmados de calorías. Si es posible, podemos beber agua 30 minutos antes de iniciar la ingesta o escoger ensalada o platos ricos en fibra, que permiten reducir el índice glucémico de la comida total, evitar picos de glucosa e insulina y así, ayudarnos a controlar el hambre a lo largo de ella.
  • Escoge platos, vasos y utensilios de menor tamaño que visualmente nos ayudan a saciarnos y controlar las porciones ingeridas al favorecer la reducción de la ingesta calórica tal como han probado científicos estadounidenses.
  • Comer despacio para favorecer el registro de lo ingerido y promover la saciedad. Reducir la velocidad a la que comemos favorece el control de la ingesta de alimentos según concluye una investigación publicada en Nature Reviews Endocrinology.
  • Mastica mucho y elige alimentos que estimulen la masticación, pues se ha probado que los alimentos duros ayudan a reducir la ingesta de alimentos por promover la saciedad y reducir la velocidad de ingesta al estimular la masticación.
  • Utiliza cubiertos siempre que sea posible, pues ello reduce la velocidad de la ingesta y como hemos dicho antes, mejora el registro y el control de lo consumido.

Con estos 11 trucos podrás controlar tu dieta los días de fiesta y así, evitar indigestiones o kilos de más tras la Navidad de este año.

Bibliografía consultada | Physiology & Behavior, Volume 91, Issue 4, 24 July 2007, Pages 449–458; Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, August 2014, Volume 114, Issue 8, Pages 1251–1256; J Clin Biochem Nutr. 2014 Jan; 54(1): 7–11, 2013 Dec 27. doi: 10.3164/jcbn.13-67; Am J Prev Med. 2006 Sep;31(3):240-3; Nature Reviews Endocrinology 6, 290-293 (May 2010) | doi:10.1038/nrendo.2010.41; Plos One, April 2, 2014DOI: 10.1371/journal.pone.0093370.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos