Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para padres de niños obesos

Consejos para padres de niños obesos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Los padres tienen gran influencia en la salud de sus hijos, no sólo para prevenir, sino también, para revertir y tratar enfermedades, por eso, en el caso de niños y adolescentes con obesidad, resulta fundamental que los padres se involucren en el tratamiento para enfrentar con éxito su problema de salud y ayudar a superarlo.

Para colaborar al respecto, los padres deben saber que actuar como controladores de sus hijos e imponer medidas así como prohibir determinadas comidas no colabora en el tratamiento de la obesidad, sino que, los siguientes consejos para padres de niños obesos pueden resultar más favorables.

  • Enfocarse en la salud y dejar a un lado la estética puede ser más motivante para los hijos, asi como también, centrarse en lo positivo de cambiar y no en lo negativo de no hacerlo, es más fructífero en su tratamiento.
  • Ser el ejemplo y modificar malos hábitos junto a los hijos también es fundamental para que el niño no se sienta “ajeno” o “diferente”, pues todos nos beneficiaremos de movernos más y comer mejor.
  • Elogiar a los hijos ante cambios de conductas positivos, por ejemplo, cuando comen más verduras, cuando reducen la ingesta de chucherías o cuando reducen las horas de tele.
  • No bromear acerca de su peso ni categorizarlos de gordos, perezosos o lentos, ya que esto puede influir notablemente en sus conductas y sobre todo, en su autoestima y estado de ánimo, lo cual sabemos está fuertemente vinculado a la salud y sus cuidados.
  • Brindar un ambiente seguro con opciones saludables, es decir, no colmar el refrigerador de dulces, refrescos y pasteles, sino más bien, ofrecer alimentos sanos y prepararlos de igual manera para favorecer y facilitar, la adopción de saludables hábitos alimenticios en los adolescentes y niños del hogar.
  • Acompañar a los hijos es lo más apropiado y debe hacerse en todos sus aspectos, ya sea para salir a caminar, para compartir una comida en familia, para escucharlos cuando necesiten hablar o bien, organizando sus comidas y seleccionando buenos alimentos para ellos.


Éstos consejos pueden ayudar a los padres de niños y adolescentes obesos a ubicarse en la posición de facilitadores de un tratamiento para cuidar de la salud de sus hijos, que en definitivamente, es lo que deseamos cuando se trata de seres queridos.

En Vitónica | Tres factores clave para prevenir la obesidad infantil
En Vitónica | Obesidad infantil: la importancia de enseñar a comer
Imagen | Colros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos