La dieta del arroz para perder peso: en qué consiste y por qué no es una buena idea para adelgazar
Dietas

La dieta del arroz para perder peso: en qué consiste y por qué no es una buena idea para adelgazar

La dieta del arroz se creó en la década de 1940, pero ahora está aumentando el número de personas que buscan en qué consiste y cómo realizarla. ¿Cuáles son los beneficios y los inconvenientes de esta dieta? El arroz en sí es un alimento saludable que puede ser incorporado a cualquier dieta, pero cualquier dieta que abuse de un alimento y cree un déficit de otros no es recomendable.

¿En qué consiste la dieta del arroz?

En la década de 1940 un investigador de Carolina del Norte creó la dieta del arroz para hacer frente a diferentes alteraciones como la hipertensión maligna y la insuficiencia renal. En el 2006 el libro "The Rice Diet Solution" hizo que se popularizara esta dieta.

Años más tarde, en el 2014, un artículo publicado en una revista de prestigio expuso que la dieta del arroz ayudó en el tratamiento de la hipertensión maligna y otros trastornos. Por toda esta literatura se ha popularizado esta dieta hasta la actualidad.

A día de hoy sabemos que una restricción de calorías es una estrategia muy acertada para tratar enfermedades metabólicas y cardiovasculares. El ayuno intermitente debe sus grandes beneficios a ese déficit energético que se crea al saltarnos varias comidas. La dieta del arroz funcionó por ese factor, no por la propia dieta en sí.

Beneficios de la dieta del arroz

Farhad Ibrahimzade E9vtldghtfw Unsplash

En el libro e investigación citadas en los párrafos anteriores se afirma que la dieta del arroz es beneficiosa para diferentes aspectos. Uno de ellos es la sensación de tener más energía y lucidez al seguir esta dieta.

Cuando seguimos una dieta saludable, que además crea un déficit calórico es normal sentirnos con más energía y lucidez, sea la dieta del arroz o cualquier otra. La ingestión baja de calorías, acorde a nuestras necesidades, es una de las reglas de oro para el antienvejecimiento.

Para la pérdida de peso, los autores describen que al ser una dieta baja en sal disminuye la retención de líquidos que dicha sustancia crea. También ayuda a la saciedad al evitar productos ultraprocesados, utilizando en su lugar carbohidratos ricos en fibra, a la vez que disminuye las calorías ingeridas.

En este apartado los autores también tienen razón, pero la dieta mediterránea o cualquier otra que sea saludable logra el mismo objetivo con una más amplia variedad de alimentos.

Lo que sí nos aporta la dieta del arroz es el control de las porciones y el aumento de consumo de frutas y verduras. También se benefician en gran medida las personas que necesitan llevar a cabo una dieta baja en sodio y en grasas.

También ayuda en la lucha frente al mito "los hidratos de carbono son malos". El arroz es una de las principales fuentes de hidratos de carbono, así como las frutas y las verduras.

Inconvenientes de la dieta del arroz

Cualquier dieta de "alcachofa, atún, arroz..." es restrictiva, lo que hace prácticamente imposible introducirla en nuestro estilo de vida. Pueden ser llevadas a cabo durante un tiempo limitado, pero el estrés físico y mental no se puede aguantar por más de unas pocas semanas.

Al restringir muchos alimentos crea deficiencias nutricionales que hacen que no lleguemos a los mínimos requerimientos de vitaminas y minerales en todo su abanico. Una dieta que demanda de un gran esfuerzo y a la vez crea deficiencias puede no ser la mejor opción.

¿Arroz blanco o arroz integral?

Christopher Alvarenga Rqx9evpsfz8 Unsplash

La dieta original utiliza el arroz blanco ya que en sus orígenes era el más fácil de obtener y cocinar. El arroz blanco también es preferible en personas con insuficiencia renal, grupo objetivo en sus inicios, por su cantidad más baja en potasio.

El arroz integral es más extendido hoy en día y es una opción más saludable y que aporta un mayor valor nutritivo que el arroz blanco. Actualmente las personas pueden elegir arroz blanco o integral según sus preferencias.

La opción dependerá de los días que consumimos arroz, ya que consumir arroz integral en ciertas cantidades muchos días a la semana puede llevar a un exceso de fibra. Por tanto, puedes utilizar ambos según tus gustos y tus sensaciones, ya que también cada preparación puede demandar más un arroz blanco o integral.

¿Cómo llevar a cabo la dieta del arroz?

Rosati, autora del libro "The Rice Diet Solution" explica las pautas para llevar a cabo la dieta del arroz. En esta dieta existen tres fases: desintoxicación, pérdida de peso y mantenimiento de esa pérdida de peso.

Características generales de la dieta del arroz

Melissa Belanger 7yle87dcrm8 Unsplash

La dieta consiste en ingerir entre 1.000 y 1.200 calorías por día, pero sin un seguimiento de las mismas, sino controlando el tamaño de las porciones. Además de esas calorías se puede añadir fruta o verdura, pero no añadir grasa extra a las comidas.

La dieta recomienda consumir entre 500 y 1.000 mg de sodio al día, ya que es perjudicial tanto un exceso del mismo como un déficit. Al incorporar alimentos lácteos ya contamos con este sodio, por lo que es difícil calcular la cantidad que estamos ingiriendo.

Los alimentos que incorpora son:

  • Almidones como arroz, frijoles, pasta, pan u otros granos y cereales.
  • Lácteos sin grasa
  • Verdura y fruta
  • Condimentos que no incluyan sal

No vamos a describir específicamente cómo realizar la dieta del arroz por dos motivos: el primero es que puedes leerlo en este artículo de calidad; el segundo, y más importante, es porque no es una dieta que debas realizar por su baja calidad.

¿Por qué no realizar la dieta del arroz?

Gani Nurhakim 0hdvusrplfi Unsplash

La dieta del arroz impone un número de calorías sin tener en cuenta si eres hombre o mujer ni tu peso actual. Además, ese número de calorías son excesivamente bajas por lo que no serás capaz de llevarlo a cabo durante mucho tiempo.

Apenas un 4% - 5% de las calorías diarias provienen de las proteínas. En épocas de pérdida de peso debemos aumentar los gramos de proteína hasta superar, al menos 1,6g - 2g por kilo de peso corporal. De no hacerlo, nuestra masa muscular se vería seriamente en peligro.

Solamente permite un 2 - 3% de las calorías en forma de grasa. La grasa es fundamental para que nuestro organismo funcione y la salud de nuestras células y órganos vitales. No hay ninguna razón, más allá del número de calorías, para restringir las grasas de calidad.

Un lácteo desnatado no es más que un lácteo entero al que se le ha quitado la grasa y las vitaminas que van incluidas en ella, y se han cambiado por azúcar y le han vuelto a añadir vitaminas. No tienes por qué reducir el consumo de lácteos a productos sin grasa, ya que los lácteos enteros también tienen cabida en una dieta saludable.

Al igual que otras dietas que se hicieron muy populares como la dieta Atkins, se trata simplemente de dietas con apellidos sin sentido alguno. Sí pueden lograr objetivos como pérdida de peso y mejoras en algunos parámetros de salud, como la dieta del arroz en la hipertensión, pero podríamos obtener unos beneficios mejores y mayores con otros planteamientos mucho más acertados.

Quédate con los siguientes detalles de la dieta del arroz y descarta los demás

Tim Bish Vso1gbqgeok Unsplash

Los hidratos de carbono son aliados, no enemigos, de la pérdida de peso. La dieta del arroz asienta casi la totalidad de sus calorías en este macronutriente porque es una forma de obtener energía disponible para entrenar y para el día a día.

Frutas y verduras ad libitum, es decir, a voluntad. Si tenemos que elegir entre los dos grupos, las verduras deben estar más presentes que las frutas en nuestra dieta, pero ambas deben ser incluidas. La dieta del arroz las incluye en todas las comidas, y eso debemos hacer en nuestra rutina.

Evita los ultraprocesados para controlar la saciedad y disminuir el riesgo de enfermedad metabólica y cardiovascular. Utiliza alimentos saludables y aprende a medir las calorías por porciones, así no tendrás que pesar ni medir calorías en una báscula.

Los demás detalles de la dieta del arroz no son interesantes ni para la salud, ni para continuar con una dieta adecuada a largo plazo. Una dieta que no encaja poco a poco en nuestro estilo de vida hará que cuando la abandonemos volvamos a nuestros hábitos antiguos y, con una alta probabilidad, volvamos a ganar peso.

En Vitónica | Todas las ventajas para nuestra salud y nuestro peso de seguir una dieta personalizada

Imágenes | Unsplash

Temas
Inicio
Inicio