Compartir
Publicidad
Dieta de la bella durmiente: análisis de dietas milagro
Dietas

Dieta de la bella durmiente: análisis de dietas milagro

Publicidad
Publicidad

A nuestra disposición cada vez tenemos más dietas de moda y con propuestas que no dejan de sorprenderme como en este caso, la dieta de la bella durmiente que hoy colocamos bajo la lupa y la analizamos como lo hemos hecho con diversas dietas milagro.

¿En qué consiste la dieta de la bella durmiente?

La dieta de la bella durmiente, también conocida como la dieta de la almohada consiste básicamente en incentivar el sueño o dormir más para comer menos. Así, la dieta no es en sí una dieta sino una propuesta para adelgazar de forma diferente: tomando sedantes o somníferos para dormir más y así, reducir la ingesta de alimentos.

Se ha hecho muy famosa en Internet y también se ha dado a conocer en la televisión inglesa y debido a una novela mexicana, argumentando que si dormir poco genera obesidad, dormir mucho más puede ser un buen método para adelgazar.

Pildoras

No se indica tiempo a seguir de la dieta, ni la alimentación a llevar durante las horas de vigilia, sino que sólo se menciona que la clave es dormir más acudiendo para ello a diferentes recursos entre los cuales se encuentran los somníferos o sedantes (tampoco se especifica cuál) y así, comer menos sin mayor esfuerzo.

No hay un autor identificado de la dieta de la bella durmiente y pese a su gran popularidad en el último tiempo, sus reglas no son claras sino que hay mucha información, muchas veces contradictoria.

Errores de la dieta de la bella durmiente

El nombre atractivo de esta dieta ya nos hace pensar en una de las características de las dietas milagro así como su gran popularidad en revistas, sitios web y en la televisión sin encontrarse un autor o un profesional detrás de la misma.

Sus reglas poco claras pero la tentación de adelgazar durmiendo más y sin mayor esfuerzo también nos remiten a dietas de moda o milagrosas, más aun si pensamos que incluye la posibilidad de acudir a píldoras para fomentar el sueño algo que no esta libre de efecto secundarios y puede generar entre otras cosas, adicción.

Dormirmas

Además, si bien dormir poco puede favorecer el desarrollo de obesidad, dormir mucho tampoco es aconsejable sino que el exceso de horas de sueño también puede alterar ritmos biológicos y conducir al aumento de peso, sobre todo, si ese descanso excesivo se asocia a una muy pobre ingesta de calorías.

El cuerpo se siente amenazado, se coloca en "modo ahorro" y el metabolismo se reduce considerablemente pudiendo provocar un efecto rebote a largo plazo así como más hambre y menos saciedad por alteración de hormonas como la leptina o la grelina.

Por todo esto y sobre todo, porque no es una dieta que nos ayude a lograr una efectiva modificación de hábitos para perder peso cuidando la salud actual y futura, la dieta de la bella durmiente es una dieta milagro más que deberíamos evitar si verdaderamente queremos lograr un peso sano.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio