Compartir
Publicidad

Estrategia TRF: lo que importa es cuándo comes y no qué ni cuánto alimento ingieres

Estrategia TRF: lo que importa es cuándo comes y no qué ni cuánto alimento ingieres
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una nueva propuesta llamada TRF por sus siglas en inglés que describen una alimentación restringida en el tiempo está siendo muy llamativa a la vista de todos, pues lo que importa es cuándo comes y no qué ni cuánto alimento ingieres.

En qué consiste la estrategia TRF o alimentación restringida en el tiempo

Como su nombre lo indica, la estrategia TRF propone comer durante un determinado período de tiempo, concretamente de 12 horas o en lo posible menos.

Durante ese tiempo se admite una ingesta sin límites, pues lo importante no es qué ni cuánto comemos sino hacerlo en un período de tiempo acotado, dejando al menos, unas 12 horas de ayuno diario.

Lo único que es posible ingerir después de la ventana de ingesta de 12 horas o menos son líquidos sin calorías como algunas infusiones y agua, dejando sin ningún tipo de energía ni alimento que requiera digestión al organismo.

La estrategia TRF es un tipo de ayuno intermitente que ha sido estudiado y hoy se muestra como una alternativa con muchos beneficios para el organismo.

1366 20001

Lo que señala la ciencia de este tipo de estrategias

Como un tipo de ayuno intermitente, la estrategia TRF que limita la ingesta de alimentos a 12 o menos horas al día ofrece diferentes beneficios, entre ellos, mejoras en el perfil de lípidos y reducción de factores de riesgo cardiovascular, pérdida de peso aunque no se limite la cantidad de alimento ingerido y también, mayor esperanza de vida.

Aunque muchos estudios fueron realizados en roedores, una investigación publicada en la revista Cell Metabolism evaluó mediante una aplicación móvil la puesta en práctica de la estrategia TRF en humanos. Cuando personas obesas restringían su ingesta a 12 horas diarias o menos obtuvieron una reducción considerable de peso (4%) al cabo de 16 semanas, así como experimentaron más energía y un sueño de mejor calidad.

Al parecer, durante el ayuno el organismo puede concentrarse en tareas de gran importancia para su funcionamiento adecuado tales como reparar estructuras, eliminar sustancias de desecho y demás que favorecen el cuidado de la salud en conjunto. De esta manera extiende los años de vida como señala un estudio realizado en San Francisco.

Aunque el momento en el que comemos puede decir mucho y estar asociado a ritmos biológicos o a nuestro reloj interno, igualmente es importante prestar atención a lo que comemos, considerando principalmente su calidad más que las calorías, pues no todos los nutrientes (más allá de la energía que ofrecen), tienen igual efecto en nuestro cuerpo.

Bibliografía consultada | Cell Metab. 2015 Nov 3; 22(5): 789–798. y Med Hypotheses. 2006;67(2):209-11. Epub 2006 Mar 10.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos