Compartir
Publicidad
La comida que pedimos a domicilio: ranking de la peor (nutricionalmente hablando) a la menos mala
Dietas

La comida que pedimos a domicilio: ranking de la peor (nutricionalmente hablando) a la menos mala

Publicidad
Publicidad

Que levante la mano quien no haya pedido nunca comida a domicilio, pues seguramente en alguna que otra ocasión has caído en la tentación de no cocinar y simplemente esperar el menú en la mesa de tu casa. Aunque sabemos que siempre es más sana la comida casera, si vamos a pedir comida a domicilio, mejor escoger la opción más apropiada y por ello, hoy elaboramos un ránking de la peor (nutricionalmente hablando) a la menos mala con las opciones más populares a nuestra disposición.

Para analizar los diferentes menús de comida a domicilio hemos escogido raciones promedio así como platos típicos que incluyen cada uno de ellos, pudiendo por supuesto variar los diferentes nutrientes y calorías en función de lo que escojamos o de la cantidad consumida.

En promedio, los diferentes menús aportan en su totalidad (sin bebida incluida) los siguientes nutrientes y calorías:

Calorías (Kcal) Hidratos (g) de los cuales azúcares (g) Proteínas (g) Grasas (g) Fibra (g) Sodio (mg)
Menú Burger king 904 91 13 31 46 1 1415
Menú telepizza 560 62,4 5,4 27,6 21,6 3 480
Menú restaurante chino 701 92 4 22 25 10 352
Menú restaurante japonés 473 63,51 9,58 17,6 15,83 3,2 1038
Kebab 993 123,2 11,2 60,8 27,2 6 1600
Menú restaurante mexicano 579 56,8 7,6 20,5 28,9 5,3 952
Menú restaurante tailandés 698 93 3,38 34,7 17,34 3,7 1604

Como podemos ver, todos son concentrados en calorías y ninguno de los menús está libre de azúcares añadidos a su composición, siendo además muchos de ellos muy ricos en sodio, un mineral que la OMS recomienda reducir y cuyo exceso puede generar diferentes problemas a nivel salud.

La comida a domicilio: de la peor a la menos mala

Si vamos a tratar de establecer un ránking de la peor alternativa en términos nutricionales a la menos mala para el organismo, tendremos en cuenta los nutrientes más allá de las calorías, el poder saciante y otros efectos de su consumo sobre la salud de nuestro cuerpo.

Tres primeros puestos: menús con más sodio y azúcar

Dado que deberíamos reducir al máximo la ingesta de azúcares libres así como el sodio añadido a los alimentos para proteger la salud, en los tres primeros puestos ubicamos los menús con más sodio y azúcar.

Son las opciones de peor calidad en términos nutricionales las siguientes:

Puesto

Comida a domicilio

1

Menú Burger King

2

Kebab

3

Menú de restaurante japonés

En el primer puesto del peor al menos malo encontramos el menú de Burger King, compuesto por una hamburguesa completa y patatas fritas medianas, una combinación perfecta de harinas refinadas, azúcares en cantidades que alcanzan los 13 gramos (aun sin considerar refresco) y mucho sodio así como grasas.

Hamburguesa

Todos estos nutrientes son responsables de un gran poder adictivo en este tipo de menús que nos invita a comer más y más, sin mayor control de las cantidades.

En un segundo puesto ubicamos el kebab contando una unidad más salsas para analizar el menú. También se trata de un plato muy calórico y rico en azúcares y sodio en grandes cantidades, mientras que en el tercer puesto encontramos el menú de restaurante japonés en el que se incluyeron 3 gyozas, 6 rolls de sushi y una porción de tempura para el análisi. En este caso, aunque es el menú menos calórico de todos los analizados, puede tener grasas de mala calidad derivada de la fritura de la tempura (incluida en el menú analizado) y mucho sodio así como cerca de 10 gramos de azúcares y muchos cereales refinados.

Puestos del 4 al 6: menús con menos fibra, mucho sodio y azúcar

A las condiciones de los tres primeros puestos sumamos el contenido en fibra para ubicar en los puestos del 4 al 6 de los menús de peor calidad nutricional a menos malos a aquellos con poca fibra además de mucho sodio y azúcar añadido.

Puesto

Comida a domicilio

4

Menú restaurante mexicano

5

Menú restaurante tailandés

6

Menú de telepizza

En los siguientes puestos encontramos el menú mexicano, tailandés y de telepizza, siendo este último muy variable dependiendo de la pizza escogida y de la cantidad consumida, para nuestro análisis consideramos 3 porciones de la pizza de la casa con cebolla.

El menú de restaurante mexicano le sigue en orden de peor a menos malo a los tres primeros puestos por tener más de 7 gramos de azúcar y cerca de 1000 mg de sodio con muy poca cantidad de fibra, debido a que se compuso para el análisis de una ración de nachos con queso y dos enchiladas de carne.

Ubicamos al menú de resturante tailandés compuesto por una ración de pollo al limón y arroz blanco más una porción de pad thai, en el quinto puesto debido a que posee una gran cantidad de sodio 1600 mg que por sí sólo supera el 50% del máximo recomendado a diario y fibra en cantidades que no alcanzan el 3,7%.

Nachos 2979802 1280

Y en el penúltimo puesto, aunque sorprenda, ubicamos al menú de telepizza porque si bien contiene azúcares añadidos y casi no tiene fibra (sólo 3 gramos), es rico en proteínas y es de los menús con menos sodio de todos los analizados.

Último puesto: menú de restaurante chino

En el último puesto encontramos el menú de restaurante chino, que es precisamente el que presenta una buena proporción de fibra y proteínas que brindan saciedad, con menos azúcares y sodio añadido así como variedad de hortalizas que ofrecen vitaminas y minerales debido a que incluye: rollito de verduras, arroz tres delicias y cerdo agridulce.

Puesto

Comida a domicilio

7

Menú restaurante chino

Además de todas las características antes dichas, el menú de restaurante chino ocupa el último puesto por ser de los que menos grasas de mala calidad ofrece, siendo muchas de ellas ácidos grasos monoinsaturados derivados de la carne de cerdo.

Restaurant 1762493 1280

Y si además le añades una bebida azucarada

Como dijimos, ninguno de los menús analizados incluye bebida, aunque si a estos le sumáramos una bebida azucarada deberíamos saber que la calidad nutricional de los mismos empeoraría considerablemente.

Sumaríamos azúcares y calorías en cantidades apreciables sin buenos nutrientes para el organismo. Por ejemplo: un refresco mediano (d¿equivalente a dos vasos o 400 ml) de Burger King aporta 42 gramos de azúcar y 168 Kcal, además de que cualquier refresco puede sumar sodio y sustancias con efecto adictivo como teobromina, cafeína u otras.

Refresco

Por lo tanto, si queremos un menú menos malo, mejor evitar el refresco y optar por agua en su reemplazo para ahorrarnos calorías y azúcares que el cuerpo no necesita.

Y recuerda, siempre que sea posible mejor la comida hecha en casa, que siempre tendrá menos azúcares y sodio añadido y será de mejor calidad que las opciones compradas.

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio