Compartir
Publicidad
Las siete dietas más peligrosas para la salud
Dietas

Las siete dietas más peligrosas para la salud

Publicidad
Publicidad

Las fiestas pueden haber dejado en muchos de nosotros kilos de más, y por ello, es precisamente en estas fechas que las dietas famosas vuelven a surgir y tentarnos con sus propuestas. Para que no caigas en sus trampas, os mostramos las dietas más peligrosas para la salud que debes evitar si quieres proteger el organismo.

Dieta o método Dukan

Es una dieta muy popular que propone sobre todo, quitarnos kilos de encima fácilmente. Sin embargo, su estructura en fases bien definidas en las cuales se restringen diferentes tipos de alimentos puede perjudicar la salud.

Concretamente puede ser muy restrictiva la fase uno y dos en las cuales básicamente se eliminan los hidratos de carbono y la dieta se basa en proteínas magras. Estas características no sólo pueden privarnos de fuentes de energía sino también, de grasas buenas y esenciales para el organismo, de fibra, y de vitaminas, minerales y antioxidantes que predominan en frutas, verduras y cereales integrales.

Por otro lado, la restricción puede estresar al organismo y producir una adaptación metabólica que nos afecte a largo plazo, ocasionando un efecto rebote considerable o lo que es peor, la necesidad de consumir para siempre menos calorías para no engordar y mantener el peso.

Como si fuera poco en las primeras fases de la dieta Dukan podemos sufrir las consecuencias propias de una elevada ingesta proteica: retención de líquidos, problemas en el funcionamiento renal, pérdida de calcio por orina, entre otras.

1366 20002

Dieta HCG

El nombre de esta dieta deriva de la hormona que se produce en el cuerpo de la mujer cuando un óvulo es fecundado: la gonadotropina coriónica humana o HCG que promueve la movilización de grasas para alimentar al feto o en este caso, para adelgazar.

Además, esta dieta propone consumir un promedio de 500 Kcal diarias, un valor energético muy reducido que puede no sólo estresarnos por completo sino favorecer la alteración de comportamientos alimentarios sanos al promover el hambre y la ansiedad al momento de adelgazar.

La dieta HCG puede conducirnos a carencias alimentarias si pensamos en la escasa cantidad de alimentos que consumiremos, así como a alteraciones hormonales severas en nuestro organismo que finalmente, dañen el metabolismo para siempre.

Otros efectos negativos que puede generar esta dieta son fatiga, irritabilidad, inestabilidad emocional y demás cambios debido a la severa restricción que propone, según señalan expertos de la Clínica Mayo.

1366 2000

Dietas líquidas

Las dietas que reemplazan comidas enteras por líquidos o que proponen únicamente la ingesta de bebidas a lo largo del día, son alternativas severas y muy restrictivas que por ello, pueden ocasionar una gran pérdida de peso.

No son buena opción para depurar o desintoxicar al organismo y tampoco protegen la salud, pues reducen considerablemente el ingreso energético así como de nutrientes de calidad.

Además, pueden propiciar un consumo excesivo de líquidos que ocasione un desequilibrio con electrolitos como el calcio, sodio y potasio y ello, puede provocar desde malestares gastrointestinales y mareos hasta el fallo cardíaco y la muerte.

1366 2000

Dieta nasogástrica

Esta dieta como su nombre lo indica, consiste en alimentar al organismo por medio de una sonda que va desde nariz a estómago, tal como se utiliza con fines terapéuticos cuando no se puede o no se debe utilizar la primera parte del aparato digestivo.

Promete una gran pérdida de peso al infundir por medio de este tubo sólo 800 Kcal y nutrientes que incentivan la cetosis. Por lo tanto, en sólo 10 o 12 días se puede perder hasta un 10% del peso corporal (lo recomendable en un año).

La dieta en cuestión no permite ingerir nada por la boca, todo pasa por dicha sonda que por supuesto, es invasiva, incómoda y para nada compatible con una vida social normal. Además, no promueve hábitos sanos y como las dietas anteriores restrictivas, estresa al organismo grandemente.

1366 20001

Dieta de Beverly Hills

La dieta de Beverly Hills nace en la década del 80 y fue muy popular desde entonces debido a que reconocidas celebridades hicieron pública su práctica.

Se basa en que las enzimas de las frutas promueven la quema de grasas por eso, se promueve su consumo y se contempla la premisa de no mezclar proteínas con hidratos ni estos nutrientes con grasas. Por supuesto, esto es uno de los tantos falsos mitos que confunden y no favorecen la toma correcta de decisiones.

Esta propuesta puede favorecer el desarrollo de carencias nutricionales, sobre todo, de ácidos grasos esenciales al no incluir su consumo en las fases que propone, pero además, puede provocar malestar gastrointestinal por el elevado consumo de fibra que incentiva.

También coloca en riesgo de sufrir efecto rebote al organismo y puede ocasionar alteraciones hormonales así como de la conducta alimentaria al basar la dieta en un gran grupo de alimentos sin promover una ingesta equilibrada de otros ingredientes saludables.

1366 20003

Dieta del delfín

La dieta del delfín basa su propuesta en la ingesta de agua de mar que contiene todos los minerales que el cuerpo necesita y nos hidrata favoreciendo la pérdida de peso.

Además, recomienda incluir variedad de frutas y vegetales y en menor medida lácteos desnatados y carnes magras evitando la ingesta de cereales, harinas y derivados, pues básicamente se recomienda llevar una dieta alcalina que carece de verdaderos fundamentos científicos.

La ingesta de agua de mar que propone esta dieta puede perjudicar la salud ocasionando desde un desequilibrio de electrolitos hasta intoxicaciones y problemas gastrointestinales por su ingesta.

Además, la dieta del delfín es despersonalizada, no considera patologías en que el agua de mar puede agravar la situación tales como hipertensión, problemas renales u otros y como si fuera poco, no contempla cantidades por lo que difícilmente nos ayude a cuidar la salud o perder peso.

1366 20001

Dieta del astronauta

Debe su nombre a la similitud con la dieta que llevan los pilotos de la NASA y propone una alimentación de muy bajo valor calórico que no alcanza las 500 Kcal diarias.

A base de alimentos proteicos sobre todo y con muy pocas cantidades a ingerir distribuidas en sólo tres comidas diarias, esta dieta resulta altamente restrictiva y estresante para el organismo.

Sus grandes prohibiciones y limitaciones no sólo pueden provocar carencias nutricionales sino también, ocasionar ansiedad, mal humor, irritabilidad y una gran pérdida de peso que finalmente, altere el metabolismo para dar como resultado un efecto rebote considerable.

Éstas son las dietas más peligrosas para la salud que debes evitar para proteger al organismo de sus consecuencias. Por supuesto, todas carecen de fundamento científico y prometen excelentes resultados que pueden cumplir a expensas de la salud de nuestro cuerpo.

Imagen | iStock, Pixabay y Wikimedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos