Compartir
Publicidad
Publicidad

Convirtiendo la higiene bucal en un juego

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las caries dentales son un problema en crecimiento entre la población infantil, por eso los padres, e incluso los profesores, intentan enseñar a los niños a mantener en perfectas condiciones su higiene bucal.

Pero muchas veces los educadores se enfrentan a un doble problema a la hora de enseñar a los niños cómo cepillarse los dientes: los niños toman esta tarea como un trabajo arduo y aburrido y por lo tanto se resisten a realizarlo, y cuando lo hacen, la mayoría de ellos no lo hace eficazmente.

Un grupo de profesionales de la Universidad Nacional de Taiwan ha encontrado la solución a esta problemática a través del método del juego, para que los niños no sólo se sientan motivados a hacerlos, sino que lo hagan de la forma correcta.

Un estudio realizado en niños de una edad promedio de 5 años muestra que la mayoría de ellos no realiza una limpieza bucal correcta, ya que solo logra cepillar una cuarta parte de éstos.

El solución presentada consta de una nuevo producto formado por una extensión que va en la parte inferior del cepillo, la cual tiene tres LEDs ubicados en cada una de las cuatro caras para ubicar la posición del cepillo y así poder evaluar la eficacia del cepillado.

La información derivada del cepillo es mostrada en tres dimensiones por una cámara que se debería montar en la pared del baño. Dicha información se envía a un ordenador que distingue la posición del cepillo y al mimo tiempo registra todos los movimientos realizados durante la limpieza bucal.

Inicialmente los investigadores intentaron utilizar acelerómetros 3D similares a los usados en los controles de la Wii, pero éstos sólo podían detectar cuatro áreas de los dientes: arriba, abajo, izquierda y derecha. Entonces se probó la pequeña caja de LEDs la cual permitió detectar un total de 24 áreas distintas dentro de la boca.

A continuación se aprovecharon las bondades del juego  Playful Toothbrush cuya idea central es limpiar dientes virtuales para poder avanzar en el juego. El nuevo invento lo adaptó de tal forma que los niños juegan limpiando dientes reales: los suyos.

Las pruebas realizadas en jardines infantiles muestran que la efectividad de la limpieza se incrementa en casi el doble y los que es mejor, los niños pueden divertirse cuidando la higiene de sus dientes.

Muchos de nosotros no consideramos a las caries dentales como un patología, sin embargo eso es lo que son. Padecer de infección bacteriana en nuestros dientes es una enfermedad que puede llegar a provocar la pérdida de piezas dentales.

Por eso creo que la nueva idea de aprender jugando a higienizar nuestra boca es más que favorable para a salud de nuestros dientes.

Vía | Gizmodo Vía | New ScientistTech En Vitónica | Yogur para cuidar la salud de nuestra boca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos