Compartir
Publicidad
Errores en la información de salud (I): Cherry picking, dando valor a pruebas incompletas
Enfermedades

Errores en la información de salud (I): Cherry picking, dando valor a pruebas incompletas

Publicidad
Publicidad

A los medios de comunicación, bueno, a todos nosotros, nos gustan los buenos titulares, las noticias impactantes, los hallazgos espectaculares... Buscando siempre la primicia, en diversos medios se publica información sobre salud, ejercicio, alimentación, tratamientos, curaciones, etc. citando estudios científicos como fuente. Sin embargo, hay que tener muy presente la falacia de la prueba incompleta para evitar el error en las afirmaciones.

Esta falacia, también conocida como cherry picking en inglés, hace referencia a un error frecuente cuando se busca dar una información sin tener en cuenta la calidad de los datos o todos los puntos de vista, algo que, por desgracia, suele pasar cuando se habla de investigaciones novedosas en el campo de la salud.

En qué consiste la falacia de la evidencia incompleta

Siguiendo la descripción que podemos encontrar en Wikipedia (en este caso, la información es fiable), podemos decir que este error consiste en citar casos concretos o datos incompletos como una fuente de información, ignorando muchas pruebas que pueden dar información diferente a la que se está defendiendo.

En muchos casos es posible que omitir más estudios o más información no tenga una intención real, sino que se hace por desconocimiento de más datos, o simplemente quien da la información generaliza o exagera los resultados de un caso único para hablar de ello como si fuera una verdad universal 100% confirmada.

Recientemente hemos hablado en Vitónica de un caso motivado por la afirmación en un programa de televisión de que "oler limón podía prevenir el cáncer", defendiendo esta afirmación como verdadera y como si fuera ya una realidad, cuando lo cierto es que se basaba en un artículo que hablaba del estudio sin detallar metodología o datos concretos, y en el que se citaba que los resultados eran por ahora sólo apreciables en laboratorio.

En algunos casos incluso se realizan afirmaciones basándose en estudios cuyas conclusiones nada tienen que ver con lo que afirma la noticia difundida, claro caso de mala interpretación de los datos o de, sencillamente, no tener ni idea de lo que dice el estudio, pero querer publicar la novedad porque tiene un titular llamativo. Los propios oncólogos, hace tiempo, ya pidieron seriedad y evitar dar información errónea sobre avances en tratamiento del cáncer, algo que perjudica a los pacientes al ofrecer datos equivocados.

Elige tu propio estudio para justificar tu comportamiento

Con la mentalidad de "cherry picking" podemos encontrar base científica para todo aquello que nos interese. Por ejemplo, podemos encontrar estudios que afirmen que tomar alcohol con moderación es saludable, y así hay muchas personas que justifican su copita de vino diaria o su cervecita porque "el médico les dijo que era bueno". Sin embargo, si les enseñas estudios más recientes que digan que el alcohol con moderación también es perjudicial, probablemente prefieran quedarse con los estudios que defendían la copita.

Si buscas en una revista científica, o en el Dr. Google (admitámoslo, ahí es donde busca la mayoría de la gente) puedes encontrar que el ejercicio físico puede quitarte años de vida para justificar no moverse del sofá, cuando lo cierto es que buscando un poco más se puede encontrar evidencia de sobra de los beneficios del ejercicio (además que correr en exceso implica ya un nivel alto de ejercicio).

También puedes encontrar estudios que defiendan la homeopatía, pero igual, o mucho más fácilmente, encontraras que esos estudios son escasos y llenos de deficiencias metodológicas, y que hay estudios más sólidos que rechazan el uso de este tipo de remedios por su ineficacia al compararlos con el placebo.

En definitiva, utilizando evidencia incompleta podemos justificar hábitos o comportamientos, generalizar a partir de un caso particular o, sencillamente, crear titulares de impacto hablando de avances en salud, tratamientos, alimentación, ejercicio, o el tema que queramos (en el que seguramente no seamos expertos), generando falsas esperanzas pero también, por qué no, un titular de impacto y muchas, muchas visitas.

Imagen | libre de derechos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio