Publicidad

Hacer sentir mal a quienes tienen sobrepeso conduce a un mayor aumento de peso

Hacer sentir mal a quienes tienen sobrepeso conduce a un mayor aumento de peso
13 comentarios

Aun es frecuente que con la intención de ayudar, amigos, familiares o personas cercanas, hagan sentir mal a quienes tienen sobrepeso, pero en realidad, tratarlos con poco respeto o decirles lo mal que se ven, no favorece la pérdida de peso ni contribuye a que cuiden más su salud, sino que por el contrario, conduce a un mayor aumento de peso.

Los datos se desprenden de un reciente estudio que pronto se publicará en la revista Obesity, y que durante 4 años siguió a más de 3000 adultos de más de 50 años. En ese período de tiempo se les preguntó si alguna vez se habían sentido discriminados por su sexo, edad, peso o etnia.

Del total de los evaluados, el 5% señaló haber sido discriminado alguna vez por su peso, y de este porcentaje, el 1% tenía peso normal, mientras que presentaban obesidad mórbida el 36% de los discriminados.

Con el paso del tiempo, se observó que quienes habían sido tratados mal por su peso aumentaron más de peso que quienes no habían recibido críticas por el mismo. Mientras que quienes se sintieron discriminados aumentaron un promedio de 1 kilo, quienes no fueron tratados mal por su peso habían aumentado 0,7 kilos.

Entonces, aunque no se puede establecer una relación de causalidad, sí se sabe que hacer sentir mal a quienes tienen sobrepeso no favorece en nada el adelgazamiento, sino que por el contrario, conduce a un mayor aumento de peso y agrava la situación al obstaculizar el cuidado de la salud y el tratamiento ante el exceso de peso.

Es decir, la obesidad es una enfermedad y como tal, no es culpa de la voluntad de una persona, sino que hay múltiples factores que influyen en su desarrollo. Por otro lado, quienes presentan un exceso de peso tienen su autoestima dañada y para poder enfrentar un tratamiento con éxito necesitan reforzar su autoconfianza, algo que no sucede en absoluto si se discrimina o hace sentir mal a quien padece obesidad.

Concluyendo, discriminar, faltar el respeto o hacer sentir mal a quienes tienen sobrepeso no colabora con su salud sino que por el contrario, agrava la situación y conduce a un mayor aumento de peso. Por lo que, si queremos ayudar, podemos tomar la actitud contraria y estimular su autoestima, la confianza en sí mismo, empoderando su personalidad para que éste se sienta capaz de revertir su situación.

Vía | Bebés y Más
Más información en | University College London
En Vitónica | El factor cultural y psicológico ligado a la obesidad y el sobrepeso
En Vitónica | Para solucionar la obesidad infantil, ¿es bueno prohibir alimentos?
Imagen | Thinkstock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios