Compartir
Publicidad

La tríada de la mujer atleta: ¿qué es y cómo prevenirla?

La tríada de la mujer atleta: ¿qué es y cómo prevenirla?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tríada de la mujer atleta es una afección que con frecuencia padecen las deportistas de competencia y se caracteriza por tres síntomas que se presentan simultáneamente:

  1. Desórdenes en los hábitos alimentarios
  2. Alteraciones en los períodos menstruales o ausencia de ellos.
  3. Pérdida de resistencia ósea y mayor fragilidad de huesos con riesgo de lesiones.


La tríada de afecciones puede originarse en atletas competitivas, en aquellas mujeres deportistas que se entrenan en demasía y realizan un esfuerzo sobrenatural, en deportes que no requieren controlar el peso corporal, o bien puede originarse de manera inversa.

Es decir, buscando perder peso y obsesionándose en eso, la mujer inicia un entrenamiento excesivo que culmina con la tríada de la mujer atleta.

Esta afección debe ser tratada y reconocida como una enfermedad, ya que puede ocasionar severas consecuencias en los tejidos óseos y a nivel ginecológico en el organismo de las mujeres.

¿Cuál es su tratamiento?

Ante la presencia de éstos tres síntomas que se reconocen mediante interrogatorios médicos o con una autoevaluación, se debe iniciar un tratamiento que revierta la situación.

En primer lugar se deben corregir aquellos hábitos alimentarios nocivos que permitan regularizar el peso corporal en caso de ser escaso. Al mismo tiempo se debe moderar la práctica de deportes a límites adecuados para la mujer afectada.

Espontáneamente, ante la aplicación de estas medidas, se recuperará peso corporal, se reducirá el estrés y las hormonas se normalizarán permitiendo alcanzar períodos menstruales normales y el incremento de la densidad ósea.

¿Cómo prevenirla?

Si eres una mujer preocupada por tu peso corporal y/o te entrenas en exceso diariamente, debes llevar una dieta que cubra el requerimiento calórico diario como así también completa en nutrientes.

Realiza ejercicios físicos acorde a tus posibilidades y reduce la frecuencia o intensidad cuando experimentes fatiga o cansancio, con el objetivo de prevenir un sobreentrenamiento.

Ante irregularidades menstruales o ausencia del período menstrual, consulta un profesional de la salud.

Asimismo, recuerda que siempre irá todo bien si de tu mano se encuentra tu entrenador personal, un médico que evalúe tu salud y un nutricionista que analice hábitos alimentarios.

Lo que en ocasiones parece normal en toda mujer atleta puede resultar una afección que pone en riesgo nuestra salud, por ello no olvides controlar tu alimentación, tu actividad física y tu peso corporal.

Vía | Fitness y Wellness En Vitónica | ¿Las alteraciones menstruales ayudan a las atletas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio