Compartir
Publicidad

Menos horas frente a la pantalla para reducir el sobrepeso infantil

Menos horas frente a la pantalla para reducir el sobrepeso infantil
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya es sabido que la obesidad se produce por un exceso de calorías ingeridas y un déficit de las calorías quemadas, es decir, un balance positivo en el equilibrio energético.

Como ya se ha dicho muchas veces, el sedentarismo es uno de los principales factores causantes de la pandemia del siglo XXI: la obesidad. Sin embargo, hasta el momento no se había probado que la reducción de horas frente a una pantalla permitía disminuir el exceso de peso en los niños.

Un experimento llevado a cabo durante 2 años con 70 familias estadounidenses permitió comprobar que una reducción en las horas semanales que los pequeños pasan frente a la televisión o el ordenador contribuye a reducir el sobrepeso infantil.

Los niños que participaron del estudio tenían entre 4 y 7 años de edad y todos ellos se encontraban dentro de la categoría más alta de sobrepeso de acuerdo a su sexo y edad. Además, todos pasaban un promedio de 14 horas semanales frente a una pantalla.

La reducción de horas frente a la "tele" o los juegos de la computadora fue gradual, se comenzó con un 10% hasta alcanzar una reducción del 50% en las horas semanales frente a una pantalla. Al mismo tiempo, se evaluó un grupo control sin ninguna restricción en las horas de televisión o juegos del ordenador.

Los niños fueron controlados cada seis meses, registrándose su índice de masa corporal, consumo de televisión, ingesta calórica y horas de actividad física.

Los resultados fueron verdaderamente alentadores, los niños habían reducido en promedio unas 17,5 horas semanales de su consumo televisivo y junto a éste, también disminuyo el consumo de calorías y el índice de masa corporal.

Los especialistas afirman que la reducción del peso corporal no se asocia a una mayor práctica de ejercicio físico, sino que, al pasar menor horas frente a la "niñera boba" los niños consumían menos alimentos y por lo tanto menos calorías.

Esta comprobado que ver televisión se asocia a un mayor consumo de comida rápida o chatarra asó como, a una mayor ingesta de refrescos azucarados.

Aquí podemos ver la clara influencia de los anuncios televisivos y publicidades engañosas que tienen como blanco débil la población infantil. No nos dejemos engañar, cuidemos nuestra salud y no permitamos que los niños pasen largas horas frente a una pantalla.

Los niños no son pequeños adultos, son niños; y por eso, merecen disfrutar de su infancia sin sufrir las consecuencias del exceso de peso que puede resultar de mayor gravedad si dejamos que continúe hasta la adultez.

Vía | El mundo En Vitónica | Continúa la mala alimentación de los niños españoles, ¿culpa de los padres o de la sociedad? En Vitónica | Los hábitos del siglo XXI hacen saltar las alarmas En Vitónica | Ambiente obesogénico: otra forma de entender la obesidad En Vitónica | Video contra la obesidad infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio