Beneficios y los tres mejores ejercicios para fortalecer el suelo pélvico
Entrenamiento

Beneficios y los tres mejores ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos situados en la porción inferior del abdomen que sostienen los órganos internos situados a la altura de la pelvis.

Durante años, el suelo pélvico ha estado directamente relacionado con la salud. Esto se debe a que un suelo pélvico débil puede generar todo tipo de problemas tales como prolapsos, incontinencia urinaria, disfunción sexual, un patrón de respiración incorrecto, o incluso dolor lumbar.

Qué beneficios nos ofrece trabajar el suelo pélvico

Mejora la postura

El suelo pélvico es un conjunto de estructuras musculares que trabajan de forma conjunta con el abdomen, el diafragma y la columna lumbar. Un mal trabajo del suelo pélvico hace que el resto de elementos comentados anteriormente tengan mucha presión y, por tanto, la capacidad de mantener la postura disminuya.

mln

Mejora las relaciones sexuales

En los hombres, el trabajo de todos los músculos del suelo pélvico ayuda a tener un mayor control de la eyaculación, previniendo la eyaculación precoz, y unas erecciones más fuertes y duraderas.

En el caso de las mujeres, la fuerza del orgasmo está relacionada con la fuerza que se puede ejercer con estos músculos, por ello contra más trabajados estén mejor será el orgasmo.

Previene la incontinencia urinaria

El fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico ayuda a controlar las pérdidas de orina de forma involuntaria tanto en hombres como en mujeres.

De hecho, realizar los ejercicios de Kegel ayuda a mantener los órganos del sistema urinaria en la posición y el tono correcto, ayudando que los esfínteres mantengan una contracción adecuada.

Ayuda a que el parto sea más natural

Durante el parto de activan muchos músculos pero el suelo pélvico es el principal afectado durante el parto, por ello, realizar ejercicios de Kegel ayuda a prevenir lesiones en el parto y la incontinencia urinaria post-parto.

jl

Tres mejores ejercicios para trabajar el suelo pélvico

Hip thrust

El hip thrust es un ejercicio que lo tiene todo. Puedes cargar muchísimo peso y se requiere de movimientos rápidos, por lo que es muy eficiente a la hora de ganar fuerza y potencia. Para realizarlo correctamente, coloca las escápulas sobre una superficie como un banco, deja la barra sobre tu pelvis y realiza una excéntrica controlada y una concéntrica explosiva.

Glute Bridge

El Glute Bridge es otro gran ejercicio para trabajar el suelo pélvico. Aunque es muy parecido al hip thrust, tiene sus diferencias. Puede ser un ejercicio para personas principiantes o aquellas que les moleste la espalda a la hora de hacer hip thrust. En lugar de colocar las escápulas en el banco, tendremos que mantener toda la espalda en el suelo.

Cat Camel

Este es un sencillo ejercicio que podemos practicar no solo para estirar la musculatura de nuestra zona lumbar y trabajar el suelo pélvico, sino también para trabajar la movilidad de nuestra columna torácica o parte alta de la espalda y, por tanto, el core. Si además durante la flexión (camello), basculamos nuestra cadera hacia atrás y la combinamos con una retroversión pélvica, acentuaremos más si cabe el estiramiento en la columna lumbar.

En Vitónica | Tu dieta semanal con Vitónica: menú saludable para sacarle provecho al microondas

En Vitónica | Lleva tu entrenamiento de espalda al máximo nivel con este ejercicio

Imágenes | iStock

Vídeos | Powerexplosive, Elite Chiropractic and Performance

Temas
Inicio
Inicio