Compartir
Publicidad
Cinco cosas que tienes que saber antes de entrar a tu primera clase de Yoga
Entrenamiento

Cinco cosas que tienes que saber antes de entrar a tu primera clase de Yoga

Publicidad
Publicidad

Si comenzar a practicar Yoga es uno de tus objetivos para este año, y si para ello te has apuntado a una clase del gimnasio o a un estudio en el que recibir clases de un profesional, hay ciertas cosas que necesitas saber antes de ponerte manos a la obra. Para que no te lleves sorpresas y puedas disfrutar a lo grande de esta nueva actividad desde el primer día, toma nota de estas cinco cosas que debes saber antes de entrar a tu primera clase de Yoga.

¿Qué tipo de Yoga vas a practicar?

yoga

Poco o nada tienen que ver una clase de Kundalini Yoga (con trabajo físico pero muy centrada en las energías que fluyen por el cuerpo) con una clase de Vinyasa Flow (en la que el componente espiritual del Yoga es anecdótico y se basa más en el entrenamiento físico).

Saber de qué tipo es la clase de Yoga a la que vamos a asistir nos asegurará no llevarnos sorpresas más adelante. Si buscas un tipo de Yoga muy dinámico, sabrás que el Yoga Iyengar, por ejemplo, no te gustará mucho.

¿Es este tu profesor definitivo?

yoga

Encontrar a tu profesor de Yoga definitivo muchas veces puede ser como encontrar una aguja en un pajar: encontrar a una persona con la que conectamos y que nos sepa transmitir emoción y conocimientos no siempre es tarea fácil y puede llevarnos un tiempo. Enrocarnos en la postura de que el primer profesor con el que damos una clase tiene que ser el nuestro puede causarnos cierto rechazo a la actividad.

Ten paciencia y, si el primer profesor con el que das clase no te convence, prueba con otros. Tienes que localizar a aquel que te explique los movimientos de forma adecuada y que, además, pueda motivarte para seguir.

Si no puedes hacer esa postura, quizás es culpa de tu equipamiento

yoga

Equiparnos de forma adecuada es importante para cualquier deporte. Las zapatillas para un runner, por ejemplo, son de vital importancia: no solo le ayudarán a correr mejor, sino que además contribuirán a evitar posibles lesiones. En el Yoga ocurre lo mismo con el equipamiento: en este caso lo más importante, lo único que es prácticamente imprescindible, es la esterilla o colchoneta de Yoga.

Invertir en una buena esterilla de Yoga nos beneficiará a la larga, ya que nos ayudará a hacer los ejercicios de forma correcta y de manera más sencilla. Recuerda que tu esterilla debe ser antideslizante (para que los pies y las manos no se muevan en posturas como el perro boca abajo y no te arriesgues a una posible caída) y no muy gruesa (de este modo facilitas los ejercicios con equilibrios).

La paciencia es una virtud

yoga

Llegamos el primer día a clase de Yoga y pensamos que vamos a salir allí haciendo las poses de las instagrammers que se dedican a ello. Sin embargo, llegamos a la clase, extendemos nuestra esterilla en el suelo y cuando os queremos dar cuenta, casi no llegamos al suelo con las manos. "¿Así cómo van a salir las fotos?", pensamos desesesperados.

Debemos ser conscientes de que las imágenes que vemos en Instagram son siempre frutos del trabajo de muchos meses o incluso años de práctica de Yoga: no es posible llegar el primer día, sobre todo si somos personas sedentarias y pretender que todo nos salga igual que a los profesionales. Pero con un poco de paciencia iremos mejorando día tras día.

La flexibilidad también se trabaja

yoga

Posiblemente la frase más escuchada a la hora de poner excusas para no entrar en una clase de Yoga sea la de "es que yo tengo muy poca flexibilidad". También es una de las peores excusas que puedes poner, porque si hay una cualidad física básica en la que el progreso se note en seguida si trabajamos de forma constante, esa es la flexibilidad.

No es obligatorio tener mucha flexibilidad para empezar a practicar Yoga: por un lado, esa flexibilidad se trabaja día a día y, por otro, existen accesorios como las correas o los bloques de Yoga, así como regresiones de los ejercicios, que pueden serte de ayuda durante los primeros días.

No tengas miedo de probar tu primera clase de Yoga, ¡quizás te enganche!

Imágenes | iStock
En vitónica | El Yoga nos ayuda a regular nuestras hormonas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos