Cuida tu corazón y salud cardiovascular con este entrenamiento HIIT
Entrenamiento

Cuida tu corazón y salud cardiovascular con este entrenamiento HIIT

El entrenamiento HIIT o interválico de alta intensidad ha demostrado ser eficaz no solo para mejorar la composición corporal sino también para mejorar la salud y rendimiento cardiovascular así como diversos marcadores predictores de la salud a largo plazo.

En este artículo te explicamos un protocolo de HIIT muy útil para mejorar la salud de tu corazón.

Diseño del entrenamiento

Istock 669038134 2

En los últimos años cada vez ha habido más investigación que avala cómo el HIIT es capaz de mejorar nuestra salud y función cardiaca no solo en personas sanas sino también en aquellas que sufren patologías de este tipo. 

El entrenamiento que vamos a proponer es especialmente versátil para todo tipo de personas ya que combina intervalos de baja, media y alta intensidad. El tipo de esfuerzo que emplearemos para llevarlo a cabo puede ser carrera, bicicleta, natación o incluso otros implementos como la elíptica. El protocolo consiste en lo siguiente: 

  • Cuatro intervalos de 5 minutos de carrera separados por 2 minutos de descanso. 
  • Cada intervalo de 5 minutos se desglosa en cinco partes de un minuto. 
  • Cada minuto se divide en intervalos de 30, 20 y 10 segundos a una intensidad del 30%, 60% y 90-100% respectivamente.

Como decíamos, este protocolo de HIIT no solo es capaz de mejorar el rendimiento en deportistas de deportes de resistencia cíclicos como el running, la natación o el ciclismo sino que también es capaz de mejorar la función cardiaca en personas con afecciones de este tipo.

La combinación de intervalos de intensidad baja, media y alta con duraciones decrecientes es ideal para que todo perfil pueda acomodarse a este entrenamiento. 

¿Qué beneficios podemos esperar?

Diferentes Tipos Entrenamientos

Este protocolo de entrenamiento fue diseñado por el investigador Thomas P. Gunnarsson. Según sus hallazgos este protocolo es especialmente útil para mejorar el consumo máximo de oxígeno, es decir, la máxima cantidad de oxígeno que nuestro organismo es capaz de usar a nivel metabólico para obtener energía. 

Por otra parte, también se observaron reducciones en la presión arterial de las personas que participaron en los estudios de Gunnarsson, lo que cuadra con las mejoras a nivel cardiovascular que comentábamos antes. 


En Vitónica | Cinco entrenamientos HIIT que te ayudan a perder peso (la ciencia te explica por qué funciona)

En Vitónica | Entrenamiento de cardio de alta intensidad versus baja intensidad: cuál es mejor para perder grasa, según la ciencia

Imágenes | iStock

Temas
Inicio