Compartir
Publicidad
Entrena tus piernas y glúteos en casa con este circuito sin necesidad de material
Entrenamiento

Entrena tus piernas y glúteos en casa con este circuito sin necesidad de material

Publicidad
Publicidad

Si la semana pasada os explicábamos cómo podemos trabajar nuestros abdominales en el salón de nuestra casa, esta semana os traemos un nuevo circuito con el que podréis trabajar, a través de cinco ejercicios, vuestros glúteos y vuestras piernas. ¡Dentro vídeo!

Se trata de un circuito muy sencillo con el que podéis trabajar, o bien por tiempo, o bien por repeticiones. Realizad todos los ejercicios seguidos, uno detrás de otro, descansando unos diez segundos entre ellos. Una vez que hayáis realizado una vuelta completa al circuito, descansad alrededor de un minuto y volved a empezar.

Podéis realizar tantas vueltas al circuito como queráis, dependiendo siempre de vuestro nivel. Tened en cuenta que los ejercicios con salto agotan mucho y que es mejor parar cuando estamos perdiendo la técnica y comenzamos a ejecutarlos mal. Más no siempre es mejor.

Si trabajáis por tiempo, podéis hacerlo por intervalos de 20 segundos de duración. Así, haríamos las sentadillas (el primer ejercicio) durante 20 segundos, después añadiríamos 10 de descanso y pasaríamos a las sentadillas con salto (segundo ejercicio) durante otros 20 segundos. Así hasta que completemos los cinco ejercicios, cuando realizaríamos un descanso más largo.

Si trabajáis por repeticiones, podéis hacer entre doce o quince de cada uno de los ejercicios con diez segundos de descanso entre ellos.

No olvides el calentamiento y la vuelta a la calma

Aunque entrenemos en casa, no debemos olvidar dos fases importantes del entrenamiento: la entrada en calor y la vuelta a la calma. Como parte del calentamiento, para preparar a nuestro cuerpo para realizar un esfuerzo físico, podemos realizar unos cuantos ejercicios de movilidad articular y unos cuantos saltos a la comba para ir subiendo las pulsaciones poco a poco.

En cuanto a la vuelta a la calma, lo más importante es que no nos detengamos de golpe nada más terminar de entrenar: es mejor que vayamos bajando las pulsaciones de manera progresiva, caminando un poco (aunque sea en el sitio o alrededor de nuestro salón). Si el entrenamiento no ha sido demasiado duro, unos estiramientos finales pueden ayudarnos a recuperarnos de forma satisfactoria.

¿Os animáis a probar el circuito en casa?

Vídeo e imagen | Vitónica en Youtube
En Vitónica | El entrenamiento que necesitas para conseguir un trasero como el de Jon Snow
En Vitónica | Consigue unos glúteos de acero con los cinco ejercicios que te ayudarán a trabajarlos por completo
En Vitónica | Los siete mejores ejercicios para dar volumen y forma a tus glúteos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos