Publicidad

Entrenar boxeo de forma conectada y en tu salón: probamos Volava Boxing, una alternativa para mantenernos en forma en casa
Entrenamiento

Entrenar boxeo de forma conectada y en tu salón: probamos Volava Boxing, una alternativa para mantenernos en forma en casa

Publicidad

Publicidad

Entrenar en casa es, desde hace unos meses, parte de nuestro día a día, y tenemos a nuestro alcance diferentes opciones para mantenernos sanos y activos durante estos meses de confinamiento: desde el entrenamiento sin material con nuestro propio peso corporal hasta el entrenamiento con máquinas de cardio como bicicletas o cintas de correr, pasando por las rutinas con accesorios sencillos y versátiles como gomas elásticas o cuerdas para saltar.

Para los amantes de los deportes de contacto que ahora mismo no pueden entrenar en el gimnasio, Volava, una empresa española, ha presentado una alternativa que podemos disfrutar en casa: el fitboxing conectado.

Durante las últimas semanas hemos podido probar tanto el material como los entrenamientos de la plataforma virtual de Volava Boxing, y estas son nuestras impresiones.

Boxeo conectado en casa, con tu propio saco y sensores de movimiento

volava-boxing-analisis-review

Si no puedes ir al gimnasio, que el gimnasio venga a casa. Y en ello se encuentra la empresa Volava, quienes nos ofertan tanto bicicletas de spinning para entrenar desde casa (que esperamos poder analizar pronto) como este conjunto de saco y guantes de boxeo conectados.

El set de boxeo en casa de Volava cuenta con un saco de boxeo de pie, guantes de boxeo, guantillas y una banda al pecho para medir las pulsaciones. Estos elementos se conectan con nuestro móvil, en el que tendremos que descargar la app de Volava Boxing (gratuita para android e iOS) a través de unos sensores con conexión bluetooth que medirán la localización y la fuerza de nuestros golpes durante la sesión de boxeo.

volava-boxing-analisis-review Los cuatro sensores Movesense de Suunto que se colocan en guantes, saco y banda pectoral

Los sensores Movesense, que se colocan en guantes, saco y banda del pecho y funcionan con pilas de botón de litio 2025 de 3V, son una tecnología de detección del movimiento de nueve ejes creada por Suunto para desarrolladores, que permite trackear diferentes movimientos y métricas de salud (como el seguimiento de nuestra frecuencia cardíaca) aplicándolos a distintos deportes y wearables.

volava-boxing-analisis-review Detalle de los sensores Movesense: tocando los dos tornillos posteriores se activa la conexión bluetooth y se conectan automáticamente a nuestro teléfono.

Una vez descargada la aplicación de Volava Boxing, solamente tendremos que conectar nuestros sensores tocando los tornillos que llevan en su parte trasera y comenzar a entrenar. Podemos realizar sesiones de entrenamiento libres, o bien realizar alguna de las sesiones de entrenamiento guiado que se proponen en la aplicación, a la que se accede bajo una suscripción de 39,99 euros al mes.

El precio del equipo completo de Volava Boxing es de 899 euros, aunque si ya disponemos de un saco de boxeo en casa podemos adquirir solo el set de guantes, guantillas, banda del pecho y sensores por 599 euros.

Entrenando con Volava Boxing

Un montaje sencillo para un entrenamiento conectado

volava-boxing-analisis-review Detalle del sensor montado en el saco. Si disponemos previamente de un saco de boxeo, podemos colocar el sensor en él, sin adquirir el saco de Volava obligatoriamente.

Vamos con la experiencia personal entrenando con Volava Boxing, desde el mismo momento en que el kit de boxeo llegó a casa. Cualquier saco de boxeo es voluminoso, y el saco de Volava tiene unas dimensiones similares a las de otros sacos del mercado: 185 centímetros de altura, contando su base, y 58,5 centímetros de circunferencia. Es importante que tengamos esto en cuenta en caso de hacer un pedido, ya que lo ideal es disponer de un espacio amplio para poder entrenar de forma cómoda. En mi caso, como vivo en una casa pequeña, lo coloqué en el salón: lo muevo al centro cuando voy a entrenar, y lo desplazo a una esquina cuando no lo uso (no es difícil de mover de un lado a otro).

El montaje del saco es sencillo, y lo puede hacer una sola persona sin problemas. La base del saco se abre para colocar dentro un peso: podemos elegir entre llenar unas bolsas estancas de agua (las bolsas nos las proporciona la marca) u otras bolsas con cierre de cremallera (también proporcionadas con todo el kit) con arena. Nosotros optamos por las bolsas de agua, un método más sencillo.

volava-boxing-analisis-review Detalle de las bolsas estancas con agua para meter peso en la base del saco. En el centro, el ajuste del mástil con tornillos.

En el caso de que optéis por las bolsas estancas con agua, sí debéis tener cuidado con el armazón de metal dentro de la base del saco. Ellos mismos avisan de colocar papel de periódico entre las bolsas y el armazón para evitar que se dañen; nosotros colocamos unas toallas y no hemos tenido ningún problema. Eso sí, parece una solución un poco rudimentaria.

El siguiente paso es fijar el "mástil" del saco con unos tornillos a la base, con una llave Allen proporcionada también por la marca. Una vez hecho esto, introducimos el mástil en el agujero del saco y ya estamos listos para entrenar.

volava-boxing-analisis-review Guantes de boxeo Volava, de 12 onzas, con los sensores de Movesense que miden nuestros golpes en las sesiones de entrenamiento.

En el kit de Volava Boxing nos llegan unas guantillas para colocar debajo de los guantes de boxeo, unos guantes de 12 onzas (bastante ligeros) con unas fijaciones para colocar los sensores, la banda al pecho para el sensor con pulsómetro y un sensor más que tendremos que colocar en la parte frontal del saco, arriba del todo. Los sensores son muy sencillos de colocar y de conectar.

Sesiones de entrenamiento divertidas y amenas

volava-boxing-analisis-review Perfil de usuario y conexión de los sensores en la app Volava Boxing.

Ya solo queda ponernos a entrenar. Para ello entramos a la app, seleccionamos nuestro perfil (pueden cargarse hasta cinco perfiles diferentes) y seleccionamos uno de los vídeos de entrenamientos guiados, o también podemos hacer un entrenamiento libre.

En el caso de los vídeos guiados, podemos encontrar sesiones de entre 20 y 60 minutos de duración, y podemos filtrarlos según los diferentes niveles que nos ofrecen (principiante, intermedio y experto), según la música de los entrenamientos, el idioma (hay vídeos en español, inglés y árabe), según la dificultad del entrenamiento, su valoración o su duración en minutos. También podemos filtrar por profesores, si hay alguno que nos guste más que otro.

En los vídeos para principiantes se presta más atención a la técnica de golpeo y se explican cada uno de los golpes que se darán al saco, mientras que en las de nivel intermedio y experto esta parte se da más por hecha, dando algunos consejos pero centrándose más en la intensidad del entrenamiento.

Algo que hemos echado de menos, sobre todo para principiantes totales en boxeo, sería un "itinerario de clases" para personas novatas que les guiara en la práctica de este deporte y que permitiera así realizar un pequeño seguimiento. Como en cualquier deporte, las primeras clases para conocer la técnica de los ejercicios son las más básicas e importantes, y esto podría facilitar el trabajo a los que llegan de nuevas.

volava-boxing-analisis-review Filtros que podemos aplicar a la búsqueda de clases y clases a las que podemos acceder con la suscripción mensual.

En las diferentes sesiones se utilizan los distintos golpes del boxeo, asignando a cada uno un número: 1 y 2 para los golpes directos, 3 y 4 para los crochets y 5 y 6 para los ganchos (golpes curvos estos cuatro últimos). Durante las sesiones se suceden los clásicos asaltos de tres minutos de boxeo en los que realizamos diferentes combinaciones de golpes al saco, con ejercicios con nuestro peso corporal, como las planchas, los escaladores o los burpees.

Las sesiones de entrenamiento son fáciles de seguir y muy amenas, con pequeños descansos entre los asaltos para realizar recuperaciones incompletas. El trabajo es intenso, sobre todo en lo que se refiere al tren superior, y siempre podemos regular la intensidad del mismo bajando la velocidad del golpeo o dando golpes menos fuertes. Las explicaciones de los profesores son concretas y rápidas, y muy motivantes para mantenernos a tope durante toda la sesión.

En pantalla durante toda la sesión podemos ver qué combinación de golpes estamos haciendo en ese momento, qué ejercicio tendremos que hacer depués, el tiempo consumido de la sesión y el que nos queda, y también una tabla de clasificación con nuestra puntuación comparada con la de los demás participantes en la misma, que hayan hecho esa misma sesión en ese u otro momento.

volava-boxing-analisis-review Clase de fitboxing de nivel medio. En la parte de abajo de la pantalla podemos ver las pulsaciones, calorías consumidas, número de golpes, fuerza y potencia.

El hecho de seguir las sesiones a través del móvil o la tablet lo hace un poco más incómodo, pero siempre podemos lanzarlas a una pantalla de televisión, si tenemos una disponible y cerca, por medio de un cable HDMI conectado al teléfono (que dentro de poco proporcionará la propia empresa con el kit). Sí es mejorable la calidad del audio de las sesiones, ya que se entremezclan las explicaciones de los profesores con la música y se agradecería mayor claridad en la voz en algunos momentos.

Gracias a los sensores, toda la actividad que realizamos durante la sesión queda registrada en la app: desde el número de golpes que damos al saco hasta la velocidad y potencia de los mismos, así como las calorías gastadas y nuestra frecuencia cardíaca durante toda la sesión. Podemos acceder a estos datos a través de nuestro perfil y ver cómo vamos evolucionando en nuestros entrenamientos. Sí sería interesante poder acceder a posteriori a otras métricas como cuál ha sido nuestro golpe más potente en la sesión o cuántos golpes de cada tipo se han dado, algo que no se puede hacer ahora mismo.

volava-boxing-analisis-review Vistas de la información de nuestro perfil de usuario, con los datos de energía (puntuación) y calorías por sesión, y evolución de la frecuencia cardíaca en una sesión.

Además de las sesiones de entrenamiento pre-grabadas, en la app también podemos acceder a sesiones en vivo que se realizan aproximadamente cada dos días. En esas sesiones entrenamos en directo junto con el profesor y a los demás participantes que se apunten a ellas.

En el modo de entrenamiento libre, simplemente vamos golpeando el saco de la forma que queramos: si ya tenemos nociones anteriores de boxeo o si queremos practicar ciertas combinaciones o golpes de forma individual, este tipo de sesión es interesante. En este caso tendría aun más sentido el hecho de poder acceder a métricas más concretas como número de golpes de cada tipo, velocidad de las combinaciones o potencia.

volava-analisis-review En las clases libres, la app nos va informando sobre qué tipo de golpe estamos dando al saco (aunque no siempre acierta). También podemos ver la potencia y fuerza de cada golpe en la pantalla.

Volava Boxing: la opinión de Vitónica

volava-boxing-analisis-review

En este momento en el que todavía no tenemos muy claro en qué fecha y en qué condiciones van a volver a abrir los centros deportivos, los sistemas para entrenar en el hogar son una buena solución. Si nos gusta pegar al saco de boxeo, la opción de Volava sin duda es una buena elección en el caso de que queramos seguir entrenando en casa.

Las dos barreras más grandes de entrada a este producto son, por un lado, que necesita de espacio en nuestra casa y, por otro, que el precio es elevado. Tenemos que entender, por supuesto, que estamos pagando la tecnología de los sensores que acompañan al saco y a los guantes, pero tampoco podemos olvidar que, después de realizar la compra tendremos que abonar 39,99 euros al mes para poder seguir los entrenamientos guiados. Tampoco podemos perder de vista que se corresponde más o menos con la cuota de un gimnasio de fitboxing, y que la inversión en ese caso sería la de disponer del saco en nuestra propia casa.

A la hora de entrenar, hemos podido probar el kit de Volava Boxing desde dos perspectivas: la de una persona que ha pasado más de siete años boxeando y que tiene mucha experiencia en este deporte, y la de otra persona que ha practicado kickboxing de forma intermitente en los últimos años y es aficionada a este deporte.

volava-boxing-analisis-review Detalle de los guantes de boxeo Volava con los sensores Movesense.

El saco, en ambos casos, nos ha parecido un material perfecto y de muy buena calidad para entrenar en casa: apenas se mueve una vez lo colocamos en el suelo y lo fijamos con las ventosas, incluso con los golpes más fuertes (eso sí, hemos tenido que reajustar dos ventosas que se han desenroscado en mitad de un entrenamiento, sin consecuencias). Los guantes, que hemos probado en la talla S/M, sí nos han parecido un poco grandes, pero son cómodos a la hora de entrenar.

En mi caso, solamente he usado las guantillas que deben colocarse debajo de los guantes una vez, ya que hacían que los guantes no me ajustaran del todo bien y terminé haciéndome un poco de daño en los nudillos. Es cierto que yo estoy acostumbrada a usar vendas debajo de los guantes, y colocando estas vendas de la manera tradicional no he tenido ningún problema.

Las clases dirigidas están bien estructuradas, con su calentamiento y su vuelta a la calma al principio y al final del entrenamiento, respectivamente, y son sencillas de seguir y ágiles. El entrenamiento es ameno e indicado para aquellas personas que estén empezando o que hayan practicado fitboxing un tiempo y quieran mejorar.

volava-boxing-analisis-review Clase terminada, en la fase de los estiramientos, y con el ránking de puntos a la derecha.

En el caso de tener ya experiencia en boxeo, cuando sabemos estructurar entrenamientos y qué queremos trabajar exactamente, las sesiones libres son útiles para guardar un registro de nuestra actividad y conocer pulsaciones a lo largo de la sesión y calorías quemadas en la misma.

No podemos olvidar que, en el caso de que solamente practiquemos fitboxing o golpeo al saco, nos estamos perdiendo la otra mitad de los deportes de contacto: la de aprender a encajar golpes, defendernos y, por supuesto, trabajar con otra persona y no con un objeto inanimado.

En conclusión: Volava Boxing es una buena solución, sobre todo en los tiempos que corren, para mantenernos en forma en casa y para deshacernos del estrés si ya nos gustaba el boxeo. Es divertido, retador y una forma diferente de seguir haciendo deporte desde nuestra propia casa.

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Volava. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Imágenes | Vitónica

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios