Los errores más habituales a la hora de empezar a correr
Entrenamiento

Los errores más habituales a la hora de empezar a correr

Correr es una actividad física que muchas personas pueden empezar a hacer a no ser que se tenga algún tipo de lesión incapacitante que, yendo al fisioterapeuta y con el tratamiento adecuado, pueden empezar a realizar.

Muchas personas se aventuran a realizar este deporte como un ejercicio diario o casi diario pero que, por desgracia, muchas lo dejan antes de un mes por los errores que vamos a comentar a continuación.

Un vistazo a…
Nike Proyecto Reducir Lesiones en Runners

No conocer la técnica de carrera

Cuando empezamos a realizar cualquier tipo de actividad en el día a día (y no hace falta que sea ejercicio), tendemos a ir poco a poco porque necesitamos un período de aprendizaje.

En muchas personas, parece que el hecho de salir a correr no requiere de este período de aprendizaje y preparación, y ya desde el primer día dan el 100% creyendo que es así como obtendrán los mejores resultados cuando para nada es así.

Hay que empezar poco a poco, empezando por saber realizar la técnica (por lo que es importante que un preparador físico nos acompañe al principio) e ir progresando a medida que nos vayamos adaptando al ritmo de carrera.

Istock 576584356

Incluir mucho volumen de entrenamiento

El hecho de incluir mucho volumen de entrenamiento al principio y sin tener idea de cómo nos adaptamos a la fatiga, hará que nos encontremos en el resto del día muy cansados.

Esto lo único que hará es que nos dé cada vez más pereza salir a correr hasta que, finalmente, acabemos dejándolo por completo. Por eso mismo, a la hora de conseguir una buena técnica de carrera, es importante que nos marquemos metas muy sencillas y que podamos cumplirlas y no que nos marquemos metas poco realistas y nos frustremos.

No entrenar fuerza

Si queremos cumplir nuestras metas de carrera de forma más eficiente, lo mejor es que al principio entrenemos también la fuerza. Y con ello no nos referimos a que tengamos que darle prioridad, sino que sea una ayuda para mejorar.

Por ejemplo, realizar sentadillas, peso muerto, sentadillas búlgaras, etc., mejorará la fuerza que somos capaces de ejercer por unidad de tiempo y seremos capaces de correr aún más rápido.

Esto, además, nos dará una motivación extra para que no abandonemos este maravilloso deporte.

lj

Comer poco

Muchas personas relacionan el salir a correr con comer poco con la finalidad de perder grasa corporal y, aunque al principio pueda resultar una estrategia útil, lo cierto es que a largo plazo sólo hará que nuestro progreso se vea muy limitado, si es que lo hay.

Por ello, al menos antes de cada entrenamiento de carrera, lo mejor es que una o dos horas antes (dependiendo de cómo tolere nuestro aparato digestivo la comida), hagamos una ingesta alta en carbohidratos como pasta. arroz, patata, etc.

De esta manera, tendremos suficiente glucógeno muscular para poder rendir cuando salgamos a correr.

Compararte con otras personas que llevan años

Las personas solemos tener un sesgo muy grande, que es el de compararnos, sobre todo cuando empezamos en algo. Lo cierto es que, si lo piensas detenidamente, no tiene sentido hacer esto porque, obviamente, una personas que lleva muchos años haciendo algo en concreto, lo va a hacer mejor que tú.

Pero esto no debería ser un problema si sabemos hacer las cosas de manera inteligente. Lo que realmente tendríamos que hacer es, en vez de compararnos, aprender de esas personas porque podemos sacar aprendizajes que nos faciliten el camino.

Además, el hecho de compararnos con alguien que es mejor que nosotros nos puede llevar, sin duda, a que nos frustremos y lo dejemos.

En Vitónica | Esto es todo lo que ocurre en tu cuerpo cuando mezclas cafeína con alcohol

En Vitónica | Para qué se utiliza el aro de Pilates y cinco ejercicios que podemos hacer con él

Imágenes | iStock

Temas
Inicio
Inicio