Para qué se utiliza el aro de Pilates y cinco ejercicios que podemos hacer con él
Entrenamiento

Para qué se utiliza el aro de Pilates y cinco ejercicios que podemos hacer con él

El pilates es una práctica deportiva que nos beneficiará a todos a la hora de conseguir un cuerpo tonificado, ágil y en perfecto estado. Además, es una actividad que representa un peligro casi inexistente de lesión. Pero dentro de la actividad, existen infinidad de técnicas y aparatos para desarrollarla.

Nosotros en esta ocasión nos queremos detener en el Aro de pilates, o también conocido como Aro mágico. A simple vista es una herramienta sencilla, un aro con dos agarres, y elástico, pero es mucho más que eso.

Antes de detenernos en algunos ejercicios que podemos hacer con el aro, nos vamos a detener en su uso. Aunque antes de nada, es necesario que sepamos cómo se usa, y así no verlo como una cosa extraña sin utilidad.

Para qué sirve el Aro de Pilates

Pexels Jessica Monte 1103242

El aro de pilates es, como su nombre indica, un aro en toda regla. Está provisto de dos especie de agarres o asideros que nos permiten agarrarlo o sujetarlo con cualquier parte del cuerpo.

El aro es totalmente flexible, y por ello es una herramienta amigable, que se adapta a cualquier tipo de cuerpo y fuerza. Por ello es una herramienta que podemos usar todos nosotros en cualquier rutina de pilates.

El aro de pilates es flexible, con dos agarres de espuma, fáciles de usar y adaptar a cualquier ejercicio y parte del cuerpo

El aro se puede usar con los brazos, con las piernas, de manera lateral, de frente... Es una herramienta versátil que se convertirá en un complemento perfecto a cualquier rutina de entrenamiento en pilates.

Pero a pesar de todo esto, es bueno saber los efectos que tiene su uso en el cuerpo y en el desarrollo de la actividad, ya que de ello depende el sentido que tiene o no usarlo en las rutinas que vamos a llevar a cabo.

  • El aro nos permite mantener el cuerpo alineado, ya que nos ayuda a conseguir una postura perfecta durante el ejercicio.
  • Nos ayuda a favorecer la activación de determinados músculos como los glúteos, abdomen, abductores...
  • Es una resistencia extra que vamos a colocar a la hora de realizar ejercicios de pilates, y con ellos, un meyor desarrollo y obtención de resultados a medio y largo plazo.
  • Es una herramienta perfecta para trabajar la coordinación y conseguir un mayor control de nuestro cuerpo y los movimientos que vamos a realizar.
  • Nos ayudará a variar la rutina convencional de pilates, y añadir un nuevo estímulo, que nos servirá para aumentar la diversión y el reto que supone la actividad.

Una vez visto esto, nos vamos a detener en cinco ejercicios que podemos realizar con el aro, y que nos servirán para conseguir un mejor resultado.

Puente de hombro don Aro

En primer lugar nos vamos a detener en el ejercicio conocido como Puente de hombro con Aro. Para ello nos colocaremos tumbados boca arriba sobre una esterilla. Vamos a apoyar toda la espalda y la cabeza en el suelo. Los pies estarán apoyados por las plantas, de modo que las rodillas queden dobladas hacia arriba.

En esta postura, el aro lo vamos a colocar entre las rodillas, de modo que quede entre las piernas, a modo de muelle. En esta postura, con los brazos relajados a los laterales, vamos a activar toda la pared abdominal y los abductores mediante un movimiento sencillo, pero efectivo.

El aro estará colocado entre las piernas para ofrecer una resistencia extra, y trabajar las piernas con mayor intensidad

Este movimiento consiste en oprimir las piernas hacia adentro, de modo que activemos todos los músculos para encoger el aro en el centro. El ejercicio lo podemos hacer con toda la espalda apoyada o elevando la pelvis, que aumentará la resistencia y la intensidad del ejercicio.

Criss Cross con Aro

En segundo lugar, nos vamos a detener en el ejercicio conocido como Criss Cross con Aro. Para ello nos colocaremos tumbados boca arriba sobre una esterilla. Es importante que al realizar este ejercicio activemos la pared abdominal, ya que será la que actúe en todo el ejercicio.

Para ello, las piernas las elevaremos con las rodillas dobladas 90 grados. Los brazos los adelantaremos, agarrando el aro con ambas manos. En esta postura, sin adelantar la cabeza, para no forzar las cervicales, vamos a encogernos hacia arriba, sin separar nada más que la parte superior de la espalda del suelo.

Es muy importante que la espalda esté alineada, sin adelantar la cabeza ni sobrecargar la parte cervical o lumbar

En esta postura, lo que vamos a hacer es adelantar una pierna, mientras que la otra la tenemos quieta en su lugar de origen. hacia el lado de la pierna que hemos estirado, llevaremos los brazos con el aro, haciendo un giro leve de cintura, y manteniendo la postura descrita, para que la pared abdominal este contraida y trabajando. Es necesario hacerlo con cada lado, es decir, estirar alternativamente la otra pierna y mover el tronco de un lado al otro.

Sierra de Pilates con Aro

En tercer lugar nos vamos a detener en el conocido como Sierra de Pilates con Aro. Para ello nos vamos a sentar en el suelo con las piernas abiertas. La espalda recta y la mirada al frente. El aro lo colocaremos en la punta de un pie, y con el brazo contrario agarraremos el aro.

Partiremos de esta postura con el tronco ligeramente girado hacia el pie en el que está el aro. La espalda, de inicio, estará estirada, y el brazo libre, estará por delante elevado al frente. Partiendo de esta postura vamos a realizar un giro más intenso de tronco, en el que va a intervenir toda la musculatura de los hombros y el abdomen.

El movimiento debe ser lento y concentrado en toda la musculatura de los hombros, para así conseguir el mayor efecto

Este movimiento hará que el hombro del brazo agarrado al aro, se adelante, a la vez que giramos el tronco hacia ese lado. El otro brazo libre, se irá hacia atrás para mantener el equilibrio. Notaremos la activación de los músculos del hombro, mientras que tenemos la espalda recta. El movimiento será lento, y volveremos a la posición de salida, para realizar el mismo ejercicio con el otro lado del cuerpo.

Adominales con Aro de Pilates

Como cuarta alternativa, nos vamos a detener en los ejercicios para el abdomen. Uno muy sencillo es colocarnos de pie apoyados en la pared para mantener la espalda recta y alineada con el resto del cuerpo.

En esta postura, vamos a agarrar el aro con ambas manos y colocarlo por delante, con los brazos relajados. Para ello bastará con doblarlos por los codos y pegar el brazo al tronco, para no mantenerlos en tensión.

El aro lo agarraremos con ambas manos sin tensión. De modo que podamos realizar un movimiento sencillo que active el abdomen

Partiendo de esta postura, lo que haremos será ejercer fuerza contra el aro para intentar doblarlo al máximo hacia adentro. Este sencillo movimiento, ejercerá una tensión fuerte sobre la pared abdominal, que será la afectada en todo el ejercicio, pues nunca debemos hacer que los brazos intervengan en exceso, ya que de este modo no lograremos el efecto deseado.

Piernas y glúteos con Aro de Pilates

Como quinta alternativa, nos vamos a detener en el ejercicio para trabajar las piernas y los glúteos. Aunque en el video os presentamos varios que nos pueden servir, nosotros vamos a destacar uno que trabaja los abductores y los glúteos.

Para ello nos vamos a tumbar de manera lateral sobre una esterilla. Nos apoyaremos por el codo al suelo, y por el pie que esté más cercano al suelo. El aro lo colocaremos entre las dos piernas. El cuerpo estará alineado, mientras que la cadera quedará elevada lateralmente del suelo.

De manera lateral activaremos los músculos de las piernas mediante un sencillo movimiento de tracción con ambas piernas sobre el aro

En esta postura, lo que vamos a hacer es mantener el cuerpo recto, mientas que oprimiremos con ambas piernas hacia el centro, para activar de este modo los músculos de las piernas y el abdomen, que permanecerá activo para conseguir la alineación del cuerpo en todo momento.

Estos ejercicios son algunos de los que podemos realizar con el aro mágico de pilates, pero existen muchos otros. Solamente son una representación de todo el potencial que este aparato tiene.

En cierto modo, es un utensilio que nos servirá para cualquier rutina de entrenamiento de pilates, pues es perfecto para aumentar resultados y conseguir un mejor desempeño general de todos y cada uno de los ejercicios que vamos a realizar en nuestras rutinas de pilates de ahora en adelante.

Imágenes | Pexels

Video 1 | Youtube / Adaptabox by Richelli's

Video 2 | Youtube / Pilates Anytime

Video 3 | Youtube / APTA Vital Sport

Video 4 | Youtube / Arantxa Saldise

Video 5 | Youtube / Ximena Arébalo

En Vitónica | Si lo que quieres es relajarte, puedes hacer Yoga y Pilates. Pero, ¿sabes cuál es mejor?

En Vitónica | Las principales diferencias entre Yoga y Pilates, ¿con cuál me quedo?

Temas
Inicio
Inicio