Publicidad

Flexiones pliométricas. Potencia para brazos y pecho

Flexiones pliométricas. Potencia para brazos y pecho
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Muchas veces nos empeñamos en buscar ejercicios difíciles de realizar introduciendo aparatos sofisticados y posiciones complejas, propios de una película del futuro. En esta ocasión nos vamos al pasado, centrándonos en las flexiones pliométricas, ejercicio muy antiguo utilizado por Rocky Balboa y Bruce Lee para mejorar la potencia de los brazos y del pecho.

La potencia es la capacidad de realizar un esfuerzo intenso en el menor tiempo posible. Por tanto, estamos relacionando fuerza y velocidad. Esta cualidad, si nos centramos en el tren superior, es muy importante es determinados deportes como el balonmano, voleibol, fútbol (saque de banda y acciones de los porteros), tenis, pádel y deportes de combate. Con las flexiones pliométricas vamos a desarrollar altos niveles de potencia para transferirlos a nuestras acciones deportivas.

Este ejercicio seguro que lo habéis visto en más de una ocasión y seguramente lo habréis criticado por considerarlo peligroso y poco efectivo, pero, si es utilizado debidamente, con una buena técnica de ejecución y dentro de una planificación deportiva, es un excelente ejercicio para trabajar la potencia del tren superior.

Flexiones pliométricas
Las flexiones pliométricas consiste en dar un empujón explosivo en la parte concéntrica del movimiento hasta separarnos unos centímetros del suelo. Es decir, una vez hemos descendido nuestro cuerpo flexionando los codos, los extendemos de manera enérgica para volver a caer al suelo controlando nuestro peso corporal durante la fase excéntrica del movimiento.

Lo más importante de esta acción es que se realiza a máxima velocidad. Asimismo, es fundamental que cada vez que hagamos este tipo de ejercicios estemos altamente concentrados en su ejecución ya que un error nos puede ocasionar una lesión en las articulaciones del hombro, codo o muñeca.

Para llegar a hacer las flexiones pliométricas previamente se tiene que tener una buena base de condición física y dominar perfectamente el gesto normal de flexiones. Una vez que comencemos con este ejercicio sería conveniente colocar una colchoneta o esterilla debajo por si hay cualquier fallo y caemos al suelo. Las repeticiones son pocas por serie, sin superar las 10 repeticiones.

Este tipo de ejercicio nos permite una gran variedad de ejecuciones. En el siguiente vídeo vemos una gran posibilidad de variantes para realizar, algunas de bastante complejidad. Cuando vayamos dominando las más sencillas pasaremos a las de mayor dificultad.

Imagen | Naval Surface Warriors. Imagen | Preparación Física en Pádel. Vídeo | Youtube

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir