Publicidad

Si practicas CrossFit, estos son los ejercicios que puedes hacer en casa sin material para no perder la forma física durante la cuarentena
Entrenamiento

Si practicas CrossFit, estos son los ejercicios que puedes hacer en casa sin material para no perder la forma física durante la cuarentena

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Si realmente eres de esas personas que disfrutan del CrossFit, seguramente estarás deseando volver al box cuanto antes. 

Evidentemente, nosotros no podemos ayudarte a que vuelvas antes al box, pero sí que podemos sugerirte algunos ejercicios que puedes hacer únicamente con tu peso corporal si quieres sentirte como en cualquier otro entrenamiento de CrossFit.

Burpees para trabajar nuestro cuerpo al completo

Para llevar a cabo los burpees, estando de pie baja hasta la posición de flexiones convencional, haz una flexión, y conforme estés llevando a cabo la fase concéntrica recoge las rodillas para volver a ponerte de pie.

Este es un ejercicio realmente exigente pero que te hará quemar una gran cantidad de calorías.

Zancadas alternas para trabajar nuestras piernas de forma unilateral

Las zancadas alternas son relativamente sencillas de realizar, pero no debemos subestimarlas porque su capacidad para estimular el tren inferior de manera unilateral es realmente alta.

Para ejecutarlas solo tenemos que dar un paso más alargado de lo normal, de manera que podamos flexionar la rodilla de la pierna adelantada para que nuestro torso se acerque al suelo. Desde ahí, subiremos extendiendo la rodilla y daremos otro paso con la pierna siguiente, repitiendo el proceso.

Sit-ups para entrenar nuestros abdominales

Los sit-ups son los ejercicios para abdominales por excelencia en el CrossFit, y no es de extrañar.

Para hacerlos tendrás que tumbarte boca arriba (es recomendable que utilices algún apoyo a nivel lumbar, como por ejemplo una toalla o una almohada pequeña).

A partir de ahí, trata de hacer una contracción abdominal que abarque todo el rango de movimiento de la flexión hasta que prácticamente te quedes sentado, de manera que casi haya un contacto del abdomen con el cuádriceps.

Jump squats para ganar potencia en las piernas

Las jump squats o sentadillas con salto son otra forma de trabajar tus piernas de manera efectiva sin ni siquiera salir de casa.

Partiremos desde una posición en la que nos mantengamos de pie, e iremos descendiendo poco a poco como si hiciésemos una sentadilla convencional.

Una vez que hayamos alcanzado el punto de máxima profundidad, ascenderemos rápidamente utilizando la fuerza de nuestras piernas para dar un ligero salto.

Flexiones para trabajar el pectoral

Las flexiones convencionales ya son un clásico en los entrenamientos de peso corporal en cuarentena.

Para llevarlas a cabo nos tumbaremos boca abajo en el suelo y colocaremos nuestros brazos ligeramente más separados que el ancho de nuestros hombros.

Con la palma de la mano apoyada firmemente en el suelo y nuestros codos a unos 45 grados de separación con respecto al torso, empujaremos de manera que nuestro torso ascienda y repetiremos la cantidad de veces que nos indique nuestro entrenamiento.

Jumping jacks para subir pulsaciones

Los jumping jacks están más bien enfocados a la quema de calorías y al trabajo del cardio, y no tanto a la mejora de la fuerza.

Para hacerlos correctamente, saltaremos abriendo las piernas y los brazos, y volveremos a saltar cerrando las extremidades. Su realización es extremadamente simple y nos permite llevarlos a cabo durante periodos de tiempo muy prolongados.

Tuck jumps: cardio exigente con un movimiento simple

A diferencia de los jumping jacks, los tuck jumps son saltos mucho más exigentes e intensos.

Para hacer este ejercicio nos hundiremos ligeramente como haríamos en el caso de la sentadilla para posteriormente hacer un salto muy alto en el que tratemos de acercar nuestras rodillas al pecho.

Tendremos que tener especial cuidado si sufrimos alguna molestia en el tren inferior, ya que es posible que este ejercicio agrave esta condición.

Fondos para nuestros tríceps

Finalmente tenemos los fondos, que podemos llevar a cabo con cualquier superficie elevada que nos permita tener dos apoyos a la misma altura y un espacio suficiente para que descienda nuestro torso (por ejemplo, una silla alta).

Para llevarlos a cabo situaremos los brazos algo a la anchura de nuestros hombros. Cuando la mano esté apoyada correctamente y nos sintamos seguros, descenderemos mientras nuestros brazos resisten el movimiento.

Cuando lleguemos a un punto en el que sintamos que nos cuesta mucho más continuar bajando, trataremos de extender nuestros codos para volver a la posición inicial.

En Vitónica | Lo que dice la ciencia sobre el CrossFit

En Vitónica | 11 ejercicios de CrossFit que puedes hacer en el salón de tu casa y sin material

Imagen | iStock

Vídeos | Foroatletismo, CrossFit, LivestrongWoman, FitnessBlender, CrossFitChico,

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios