Una rutina completa para entrenar tu espalda en el gimnasio
Entrenamiento

Una rutina completa para entrenar tu espalda en el gimnasio

HOY SE HABLA DE

Habitualmente en Vitónica  nos gusta ser de ayuda a la hora de trabajar las diferentes partes del cuerpo. Por eso en esta ocasión nos queremos detener en marcaros los puntos principales para conseguir una rutina completa para trabajar la espalda en el gimnasio.

Con la llegada del calor ya se nos hace más difícil practicar deporte al aire libre, por eso volver al gimnasio es una buena alternativa para hacer frente a las temperaturas. Pero hay muchas personas que no controlan a la perfección las salas de entrenamiento. Por ello es bueno que nos detengamos en una rutina para facilitar este momento.

La espalda es una parte importante del cuerpo, ya que los músculos que la componen son uno de los grupos musculares más grandes del cuerpo. Por ello es necesario que trabajemos de manera adecuada.

La espalda es uno de los grupos musculares más importantes del cuerpo, de ahí que sea muy importante su correcto trabajo para conseguir los mejores resultados

No olvidemos que además, los músculos de la espalda son varios y diversos, y que es necesario que los trabajemos adecuadamente cada uno de ellos. A esto hay que sumarle que intervienen en muchos otros ejercicios y movimientos, por lo que el correcto aislamiento es esencial.

Aislar los músculos que queremos trabajar es esencial, y lo conseguiremos mediante una correcta ejecución de cada uno de los movimientos. Es fundamental que seamos conscientes que al entrenar la espalda podemos desviar la tensión de las zonas trabajadas. De ahí que sea necesario realizar cada movimiento de manera consciente y controlada para lograr los efectos deseados.

Nosotros en este post queremos destacar cinco ejercicios que nos servirán como rutina para entrenar esta zona del cuerpo. Por ello es bueno que los tengamos en cuenta para evolucionar y ganar fuerza y volumen en esta parte del cuerpo.

Las dominadas, un ejercicio que trabaja la espalda al completo

En primer lugar nos vamos a detener en las dominadas. Se trata de un ejercicio tradicional para trabajar la espalda, ya que con ellas involucraremos casi la totalidad de los músculos de la espalda.

Para su ejecución debemos colgarnos por los brazos estirados agarrados a una barra. El cuerpo estará colgado y lo elevaremos mediante la acción de los músculos dorsales. A simple vista parece sencillo, pero es necesario que nos concentremos por completo en esta parte, que será la que intervendrá para elevar el cuerpo.

Para la dominada es necesario que mantengamos los brazos estirados y que concentremos toda la tensión en la parte dorsal, que será la que eleve nuestro cuerpo

Los brazos deben comenzar estirados, y de este modo, mediante la activación, vamos a elevar el cuerpo. Debemos procurar no traer los hombros hacia adelante, ya que de este modo podemos cargar mucho la tensión en esta parte. Esto es un símbolo de debilidad, por lo que lo ideal es empezar a practicar este ejercicio en la máquina de peso asistido, para poco a poco ir ganando fuerza y poder colgarnos y elevar nuestro peso sin problema.

Jalón alto con polea cerrado

En segundo lugar queremos detenernos en los jalones, en este caso el jalón cerrado con polea. Es un ejercicio que aisla muy bien la parte dorsal. Para ello utilizaremos un agarre cerrado que nos mantendrá las manos juntas y la tensión se centrará en la parte central de la espalda.

Para su realización nos sentaremos en la máquina y agarraremos con ambas manos el agarre cerrado. Es importante que estiremos los brazos por completo y atraigamos la carga hacia el pecho. Para ello activaremos los músculos de la espalda que queremos trabajar con este movimiento.

El agarre cerrado nos ayudará a concentrar la tensión en los músculos centrales de la espalda

Es importante que al atraer la carga hacia el pecho, no llevemos los hombros hacia adelante. Para ello será bueno sacar pecho y no inclinarnos mucho hacia atrás, ya que si lo hacemos así desviaremos la tensión a otra parte de la espalda. Si esto sucede, es necesario que bajemos las cargas, ya que esto es síntoma de que el peso utilizado es excesivo.

Jalón alto con polea abierta

Como tercera alternativa vamos a detenernos en otro jalón, en este caso se trata del jalón con polea alta abierto. Es similar al descrito anteriormente, solo que en este caso el agarre es más abierto. De este modo concentraremos la tensión del ejercicio en los músculos dorsales más externos.

Su realización es similar a la descrita anteriormente, ya que nos situaremos sentados en la máquina y estiraremos los brazos por completo para agarrarnos a la barra. Las manos las colocaremos un poco más abiertas que los hombros.

El agarre abierto hará que al atraer la carga hacia nosotros, trabajemos más la parte más externa de los músculos dorsales

El movimiento es igual que el descrito, es decir, debemos atraer la barra hacia el pecho mediante la acción de los músculos dorsales. Es importante también que no llevemos los hombros hacia adelante y para ello sacaremos pecho. No debemos impulsarnos con la espalda ni inclinarnos mucho hacia atrás, ya que de este modo desviaremos la tensión y no incidiremos de la manera adecuada en los músculos dorsales.

Remo con polea al pecho

Como cuarta alternativa nos vamos a detener en el ejercicio conocido como remo con polea. Para ello podemos utilizar diferentes tipos de agarre como en el jalón. Pero la técnica es la misma. Debemos colocarnos sentados con la espalda recta, y los pies apoyados en las plataformas habilitadas para esto.

Adelantando el cuerpo, asiremos con ambas manos el agarre. Las piernas las colocaremos ligeramente dobladas por las rodillas y el trasero hacia atrás, de modo que la espalda permanezca recta a lo largo de todo el ejercicio. Para conseguirlo sacaremos el pecho y así estaremos realizando el movimiento correcto.

Mantener la espalda recta es fundamental para concentrar toda la tensión en los músculos dorsales que queremos trabajar

Colocados de este modo, lo que haremos será llevar el agarre hacia el pecho. Para ello vamos a juntar las escápulas llevando los brazos hacia atrás. Esto lo conseguiremos activando los músculos dorsales, que serán los que intervengan en este ejercicio, y es en los que nos debemos concentrar al realizalo.

Pull over con polea alta

En quinto lugar nos vamos a detener en el ejercicio conocido como Pull over con polea. También nos servirá para trabajar los músculos dorsales, pero desde un ángulo totalmente diferente. Para ello necesitaremos una polea alta y un agarre abierto que debemos asir paralelo a los hombros.

El cuerpo lo vamos a llevar hacia atrás y los brazos estirados por encima de la cabeza. Las piernas las vamos a colocar ligeramente abiertas, el pecho hacia afuera y el trasero hacia atrás. De este modo, conseguiremos mantener la columna recta y concentraremos toda la tensión en los músculos dorsales.

Llevar el cuerpo hacia atrás, mantener los brazos estirados, el pecho sacado y la espalda recta, será fundamental para hacerlo correctamente

Una vez colocados de este modo, lo que vamos a hacer es atraer la barra enganchada a la polea con la carga, hacia la parte de la cadera. Para ello llevaremos las escápulas al centro y los brazos, con los codos ligeramente flexionados, hacia atrás, y siempre pegados al tronco.

Con estos cinco ejercicios nos servirá para conseguir una musculatura de la espalda trabajada y en perfecto estado. Por ello es necesario que empecemos a incluir estos ejercicios y sus variaciones en las rutinas de entrenamiento que vamos a llevar a cabo.

Eso sí, es importante que cada uno de los ejercicios los debemos llevar a cabo de manera concentrada y teniendo en cuenta que es necesario incidir en los músculos para los que están dedicados cada uno de estos ejercicios.

Imágenes | Pexels

Video 1 | Youtube/ Powerexplosive

Video 2 | Youtube/ Marc

Video 3 | Youtube/ Kardagar*Coaching for life

Video 4 | Youtube/ Pablo Pizzurno

Video 5 | Youtube/ Pablo Pizzurno

En Vitónica | Dolor de espalda: tres ejercicios que te ayudarán a fortalecerla y evitar molestias

En Vitónica | Cómo conseguir una espalda en V en el gimnasio

Temas
Inicio