Los siete errores que hacen que tu entreno de fuerza con TRX no sea tan eficaz como pensabas
Entrenamiento

Los siete errores que hacen que tu entreno de fuerza con TRX no sea tan eficaz como pensabas

El entrenamiento en suspensión (TRX por sus siglas en inglés) es un método de entrenamiento popularizado por militares que querían mantenerse entrenar la fuerza, pero no disponían de equipamiento para ello. Con una simple cuerda regulable en altura y con nuestro el corporal ya disponían de un gimnasio en cualquier lugar del mundo. De ahí se extendió a los usuarios populares en centros deportivos, y hoy en día es uno de los materiales más versátiles y fáciles de transportar que existen. Eso sí, debemos de tener cuidado con los errores más comunes que suelen verse con su uso.

Errores comunes al utilizar TRX para el entrenamiento en suspensión

No controlar la posición inicial y final

Las cuerdas son regulables en altura para hacer el movimiento más fácil cuanto más vertical esté nuestro cuerpo, o más difícil cuanto más horizontal lo esté. Sin embargo, una mala regulación puede hacer que el movimiento se realice de forma errónea al perder tensión en las cuerdas o al finalizarlo con una tensión excesiva.

Un truco para evitar un exceso o defecto de tensión a lo largo del recorrido es comenzar el ejercicio por el final. Un ejercicio como un remo en TRX en lugar de terminar con los brazos estirados y lejos del TRX, lo haremos con los brazos flexionados y cerca del TRX, es decir, iniciaremos el ejercicio por el final.

De esta forma tendremos controlado el rango de movimiento, y con él la tensión necesaria de ese ejercicio. Es un truco poco utilizado, pero que marcará una gran diferencia, especialmente para principiantes en TRX.

Nuestro cuerpo debe ser una tabla, no puede doblarse en la zona media

Trx 1730331 1920

Cuando un ejercicio es demasiado exigente en común formar un triángulo con el cuerpo al "sacar el culo hacia afuera". Nuestro cuerpo debe ser siempre una línea recta que vaya desde la cabeza a los pies. De no hacerlo es posible que el ejercicio disminuya su estímulo y que podamos lesionarnos.

Para evitarlo aprieta los glúteos y el abdomen durante todo el ejercicio. Esta estrategia no permite al cuerpo perder esa línea, a la vez que nos protege frente a lesiones.

Misma altura en las dos cuerdas

Otro de los errores más comunes es que las cuerdas no tengan la misma tensión por estar ligeramente una más alta que la otra. Hay líneas amarillas en el TRX para guiarnos y evitar que se produzca ese desajuste. Si somos usuarios avanzados lo notaremos en el ejercicio, pero si somos principiantes en TRX podemos no darnos cuenta.

Cuidado con los roces de las correas

Anastase Maragos Fg0p4qh Awi Unsplash

En muchos ejercicios las correas de las cuerdas quedan muy cerca de los brazos o los rozan. En el momento no nos daremos cuenta más allá de que las cuerdas están en contacto con los brazos, pero una vez finalizado el movimiento veremos que tenemos los laterales externos de los brazos con roces.

Esto puede llevar incluso a la aparición de hematomas si realizamos varias series del ejercicio y en todas ellas se produce el roce. Para evitarlo tendremos que ser conscientes en todo momento de la posición de nuestro cuerpo y de la posición de las cuerdas.

Detenernos después de unas pocas repeticiones porque es muy difícil

Cuando realizamos un ejercicio en una máquina o con peso libre y vemos que es muy pesado le quitamos peso y seguimos haciéndolo. Con los ejercicios en TRX ocurre lo mismo, pero el cambio es aún más rápido. Es bastante común ver como después de alguna repetición muy costosa el atleta dice que el ejercicio es muy complicado.

Antes de descartar el ejercicio o terminar la serie, utiliza el principio del péndulo por el cuál dando pasos hacia delante o hacia atrás logramos que la intensidad del ejercicio aumente o disminuya. Por tanto, si el ejercicio es muy intenso para ti, ponte más vertical y realízalo de esa forma.

Agarrar o poner los pies en el TRX por el lugar equivocado

Trx 685413 1920

Las cuerdas de entrenamiento en suspensión tienen dos agarres por cuerda, uno para las manos y otro para los pies. Si no eres un usuario que conoce bien el funcionamiento del TRX puedes equivocarte en el agarre. El agarre que está arriba es mas duro y redondeado para facilitar el agarre y evitar que se escurran las manos.

En la parte final de la cuerda hay otro agarre en forma de medio círculo o de un triángulo cuando ponemos los pies sobre él. Ese soporte es para los pies ya que nos permite un mejor apoyo.

Tomar impulso para iniciar el ejercicio o descontrolar la bajada

Los ejercicios deben realizarse siempre con una velocidad controlada, especialmente en la parte inicial o final. Tomar impulso con el cuerpo para realizar el movimiento hará que saquemos la repetición, pero nos alejará del estímulo buscado.

Además, puede llevarnos a una lesión ya que el impulso solemos hacerlo con un golpe de cadera donde la espalda baja sufre. Tensa las cuerdas y ejecuta el movimiento lento involucrando solo a los grupos musculares necesarios.

En Vitónica | 11 ejercicios con TRX para trabajar espalda y hombros en el salón de tu casa

Imágenes | Unsplash, Pixabay, Pexels

Temas
Inicio