Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos consejos para acabar con los desequilibrios a la hora de entrenar

Algunos consejos para acabar con los desequilibrios a la hora de entrenar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que en más de alguna ocasión a la hora de entrenar en el gimnasio nos hemos dado cuenta que siempre solemos tener más fuerza de un lado que del otro, por lo que siempre la parte con más fuerza es la que tira del resto para poder elevar la carga. Esta diferencia de fuerza lo que hace es crear algunos desequilibrios corporales. Por este motivo, y para evitarlo dentro de lo posible lo que debemos hacer es seguir algunos consejos que queremos dar para evitar desequilibrios y sus consecuencias.

Ante todo es importante que a la hora de hacer los diferentes ejercicios y rutinas tengamos en cuenta cada parte del cuerpo y nos concentremos en ambas y en el trabajo igualitario de las mismas. Para ello optaremos por los ejercicios con mancuernas, de modo que debamos elevar la misma carga con cada parte del cuerpo. Normalmente cuando realizamos ejercicios en los que ambas partes trabajan a la vez una suele tirar más que la otra. Por ello es muy bueno separar y que cada una trabaje por su parte para así ejercitarlas de la misma manera.

A pesar de trabajar cada parte por separado, muchas veces lo que sucede es que aún así no podemos realizar todas las series ni todas las repeticiones de la misma manera con ambas partes, ya que una se queda descolgada y sin fuerzas para continuar. En estos casos debemos saber actuar y equiparar ambas partes. Para conseguirlo lo que haremos será evitar aumentar las cargas y las repeticiones de la parte con más fuerza para centrarnos en la otra que no tiene la misma fuerza. En la otra debemos hacer más repeticiones y levantar más peso hasta conseguir que ambas se equiparen y puedan con las mismas cargas. Lo que haremos con la que tiene más fuerza es mantenerla tal cual está y frenar su evolución para que la otra parte siga evolucionando.

Muchas veces ese desequilibrio que aparece entre ambas partes del cuerpo se debe a que tenemos una serie de vicios adquiridos a lo largo del tiempo cuando realizamos ejercicio, y que son los causantes de un trabajo deficiente a la hora de trabajar nuestro cuerpo. Por ello es necesario que sepamos ejecutar perfectamente cada ejercicio y evitemos llevar a cabo falsos movimientos o giros que lo único que hacen es que nos apoyemos en otros músculos sin incidir directamente en los que estamos trabajando. Esto lo que hace es que muchas veces hagamos bien el ejercicio de un lado del cuerpo y del otro no, siendo un perjuicio para esta parte mal entrenada.

Es necesario que evitemos los desequilibrios, ya que el resultado de los mismos puede derivar en dolores y malformaciones, aunque eso sucede en fases avanzadas de desequilibrios, por ello siempre que detectemos un desequilibrio debemos atajarlo cuanto antes para evitar posibles problemas. Lo que haremos para ello será seguir los consejos anteriores, aunque es cierto que existen otras muchas técnicas que os invitamos a compartir para atajar un problema que a muchos trae de cabeza.

Imagen | Tierra Plana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos